5.2.08

Que me atienda el doctor Montes!

http://quemeatiendamontes.wordpress.com/ es el blog abierto en solidaridad con el doctor Montes y demás profesionales de la Sanidad Pública del hospital de Leganés. El Gobierno de Esperanza Aguirre y su consejero Lamela han causado un daño a la sanidad pública así como a los profesionales del Hospital de Leganés que debe ser reparado. Desde aquí mi solidaridad con ellos. Además como consecuencia de esta campaña de desprestigio, muchos enfermos terminales están siendo privados de cuidados paliativos que reducirían su sufrimiento debido al temor de los profesionales a sufrir el calvario del Dr.Montes. Si añadimos a ello la presión sobre las clínicas que practican la interrupción voluntaria del embarazo, hay que decir que vivimos tiempos duros para la sanidad, los derechos los enfermos y el de las mujeres a decidir voluntariamente la asunción o no de un embarazo no deseado. La chulería del señor Lamela, quien dice sentirse orgulloso de su fechoría, pone los pelos de punta. Por el derecho a una muerte digna, por el derecho a recibir tratamiento paliativo del dolor, por una Sanidad Pública eficiente y para todos, súmate a la campaña "que me atienda Montes"

3.2.08

Una reflexión pre-electoral

Hay muchas cosas que no me gustan en el sistema electoral actual. La circunscripción electoral provincial, que asigna 2 diputados fijos a cada provincia más uno por cada fracción de población, unido a la Ley D´Hont, privilegia a los grandes partidos convirtiendo nuestro sistema electoral, teóricamente proporcional, en un sistema mayoritario en la práctica. Socialistas tan relevantes como Alfonso Guerra o Manuel Marín, se han manifestado a favor de corregir esta injusticia ampliando el número de diputados hasta 400, como prevee la Ley Electoral, o reduciendo el número de diputados fijos por provincia de 2 a 1. Los cincuenta diputados adicionales asignados a una circunscripción estatal, permitiría una adecuada representación de las minorías políticas nacionales –principalmente IU y Los Verdes, pero también un posible partido de centro liberal, ausente de nuestro sistema de partidos-. La reducción de 2 a 1 diputados fijos por provincia permitiría reducir la abismal diferencia de votos necesarios para obtener un diputado en Madrid o Barcelona o en Soria o Teruel. Tampoco resulta interesante para el elector tener que elegir una lista cerrada de partido. Yo pienso que los partidos son un medio y no un fin, que las ideas son más importantes que las organizaciones y que las personas son aún más importantes que las ideas. Seguro que soy un idealista y un ingenuo, pero no puedo evitarlo. Como ecologista, me gustaría poder votar simultaneamnete a Cristina Narbona, a Joaquín Nieto y a Cristina García Moreno, candidatos en las listas por Madrid de PSOE, IU y Los Verdes de Europa. Pero eso no es posible, solo me dejan elegir en una sopa de letras que ni siquiera corresponde a la realidad (no creo que el PP sea popular, ni el PSOE obrero ni IU representante de la unidad de la izquierda). Como candidato a diputado por Los Verdes de Europa y a riesgo de ser calificado de traidor o heterodoxo, deseo de todo corazón mucho éxito a las candidaturas del PSOE y de IU, y me aterroriza la posibilidad de que un PP tan radicalizado y sectario pueda ser avalado por los votantes. ¿Por qué entonces me presento en una candidatura verde? Por que hay muchos asuntos que me preocupan que no son asumidos por socialistas y poscomunistas. Por que pienso que el desarrollismo está demasiado presente en dichos partidos. Por que estamos en el siglo XXI y no en el XIX, lo que significa -en mi modesta opinión- que la vieja lucha de clases ha sido sustituida por la apremiente lucha por preservar este planeta cada vez más pequeño y compartido. Algunos pueden pensar que la tauromaquia es algo muy secundario. Que al fin y al cabo forma parte de la cultura "patria". Para mí nada simboliza mejor que el espectáculo de los toros, la idea de que el ser humano tiene capacidad y derecho para dominar y someter a la naturaleza. Me parece horrible causar sufirmiento a los animales no humanos, ya sean toros, ballenas, focas, visones, perros.... Pero además creo que esa cultura que convierte al Hombre en amo y señor del planeta está en la base de una socciedad que cava su propia tumba, al ser capaz de modificar el clima, destruir la biodiversidad, contaminar el aire, los mares y los ríos, destruir los montes y los bosques. El Gobierno que salga del 9 de marzo tendrá que afrontar los retos del Cambio Climático. Como ya he señalado en otras ocasiones, el Medio Ambiente no puede ser competencia de un Ministerio sin competencias efectivas. Por ello es imprescindible la creación de una Vicepresidencia que coordine la acción del Gobierno en todas sus areas para cumplir nuestros compromisos en materia de emisiones, reducir el transporte por carretera y el uso del coche en las ciudades así, establecer una moratoria en la construcción de infraestructuras viarias o alcanzar a medio plazo el objetivo de un 100% de enrgía renovable (algo posible para España según la organización Greenpeace). La presencia de Los Verdes en el Congreso reforzaría los argumentos y el peso político de quienes desde otras organizaciones comparten nuestras preocupaciones y propuestas. Por todo ello creo que el voto verde es útil y necesario. Ante las próximas elecciones del 9 de marzo, lo que pido, ante todo es que la participación sea masiva. Según mis cálculos si una de cada diez personas que se abstienen en Madrid votara a Los Verdes de Europa, Cristina García Moreno sería elegida diputada. Se muy bien que Cristina daría voz a quienes no tienen voz y sufren la avaricia y la crueldad desmedida del ser humnano. Por eso yo diría, si no tienes intención de votar, si desconfías de todos los partidos que obtienen representación parlamentaria, si te preocupa el futuro del planeta, si crees que podemos tener más calidad de vida consumiendo y derrochando menos, danos una oportunidad a Los Verdes Ramón Linaza, nº 2 al Congreso por Los Verdes de Europa

Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...