12.3.08

Los Verdes en Alemania y en Europa

Saturados de una camapaña electoral en clave exclusivamente española, sin referencias ni a Europa ni al Cambio Climático y marcada por la tensión entre los dos grandes partidos, PP y PSOE, encuentro hoy dos interesantes artículos que pueden contribuir al debate de cual debe ser el papel de Los Verdes en Europa y en el mundo. Nos quejamos Los Verdes españoles de lo lejos que estamos de nuestros hermanos alemanes, inventores de esta corriente política, pero a muchos verdes hispanos empecinados en sumarse a IU compartiendo su crisis y su declive, les sorprendería ver lo que se cuece en Los Verdes alemanes. Actualmente Los Verdes participan en Irlanda en el gobierno con el centro derecha. También en Hamburgo se va abriendo camino una posible alianza de gobierno con la CDU de Angela Merkel. Ver el artículo "Veinticinco años después, los Verdes «se casan» con la derecha en Hamburgo" por RAMIRO VILLAPADIERNA, corresponsal en HAMBURGO, que publica ABC.http://www.abc.es/20080311/internacional-europa/veinticinco-anos-despues-verdes_200803110250.html Por su parte Joschka Fischer, dirigente de Los Verdes alemanes, que fuera Ministro de Asuntos Exteriores y vice Canciller el el gobierno con la Socialdemocracia publica en El Pais el artículo "Un nuevo pacto entre Europa y Estados Unidos". http://www.elpais.com/articulo/opinion/nuevo/pacto/Europa/Estados/Unidos/elpepiopi/20080312elpepiopi_4/Tes Fischer aboga una vez más por la necesidad de avanzar en la unión política de Europa y analiza el futuro de las relaciones con EEUU en la perspectiva del próximo relevo en la Casablanca. Anatema, dirían algunos rojiverdes españoles, anclados en arcaicos discursos antieuropeos, antimonárquicos y anticapitalistas. Es cierto que la derecha española, demasiado ligada a un nacionalcatolicismo que huele a naftalina, está bastante alejada de sus homólogos en Europa, y carecen de discurso sobre la Ecologóa Política y el Medio Ambiente que siguen considerando como algo irrelevante, un mero adorno retórico, lo que haría muy dificil un acercamiento con Los Verdes, en la hipótesis de que éstos fueran un actor político en España. Pero conviene al menos conocer cual es la evolución en paises donde sí son un actor politico capaz de gobernar con otros partidos. Mientras en Alemania Los Verdes se aproximan a un papel de partido bisagra entre la CDU y el SPD, en España siguen en gran medida, anclados en un proyecto sin futuro, ligado a la decadencia de IU.

11.3.08

Utopías verdes y realidades negras

Una triste observación sobre las recientes elecciones generales: ni el cambio climático ni cualquier otro grave problema sobre la creciente destrucción de los ecosistemas terrestres han asomado la cabeza seriamente en los debates electorales. Las propuestas sobre el medio ambiente en general han estado ausentes en la campaña electoral. No se ha dado a la opinión pública ni una sola propuesta socio-ecológica importante en campos como son la fiscalidad, la economía, el empleo, la energía, la vivienda o el transporte. Propuestas en cómo producir y consumir de forma más limpia no han formado parte del debate público y electoral. Todo lo contrario, en el calor de la campaña ha dominado un amplio consenso entre las diferentes formaciones políticas dominado por el discurso economicista, desarrollista y consumista, y compitiendo en fáusticas promesas benefactoras sobre más infraestructuras, más consumo, más subvenciones a las actividades industriales contaminantes, más devoluciones fiscales, más crecimiento, y todo a precios más bajos. Como si se tratara de la peste, los principales candidatos han huido de dar respuestas solventes, realistas y comprometidas ante el cambio climático. Nada de este encantamiento político sin límites físicos y sin ética planetaria parece casual. En nuestras sociedades y en sus narraciones, valores e ideologías dominantes, de todo tipo y color, se sigue manteniendo como valor central el consenso cultural y político a favor del crecimiento sin límites. En general se suelen ver bien los principios y la acción ecologista en abstracto, o bien se tratan como un asunto exclusivamente sectorial encerrado en el contenedor del “medio ambiente”, pero siempre a condición de mantener los problemas ambientales alejados de compromisos que nos atañan directamente en lo concreto. La opinión pública suele apreciar las luchas de ONGs cuando defienden algún espacio natural amenazado, o cuando se trata de las denuncias de plataformas de afectados. Pero casi nadie decide su voto priorizando la salud de los ecosistemas que sustentan toda vida humana. A pesar del claro avance cultural de la conciencia ambiental y la preocupación por la protección y el cuidado de la naturaleza, el llamado “medioambiente” sigue teniendo un lugar marginal en nuestras prioridades prácticas como ciudadanos, consumidores y productores. En otras palabras, en términos socioculturales y en términos políticos, al tiempo que se mete por la puerta el “problema ambiental” también se saca por la ventana. No se debaten opciones contrastadas entre partidos para enfrentarnos con el cambio climático a pesar de ser considerado ya como un gravísimo problema de escala global y local. Pero cuando la Tierra necesita políticas verdes más que nunca, paradójicamente los partidos centran su discurso en la "mejora social" en radical desconexión con los sistemas vivientes. Se trata de una ideología socialmente muy exitosa que entiende que el bienestar general y particular se consigue a base de más y más consumo, más y más crecimiento. Son ya muchas y claras las señales de un próximo choque de trenes entre el consenso del sobre-consumo de las sociedades modernizadas y los ecosistemas básicos. Hasta ahora, no hay instituciones ni cuerpos políticos en el escenario español para plantear un freno sustancial a esta feliz borrachera. La inexistente "mayoría moral" de Rajoy Como ha dicho Rajoy lo más importante es “la economía, la economía, y la economía". Pero claro, al no haber grandes diferencias en política económica entre el PSOE y el PP, la oposición al gobierno solo podía orientar su crítica a los puntos más alejados del programa socialista: los derechos individuales, los derechos de minorías ,y la política territorial con los nacionalistas. El PSOE ha ganado la "guerra cultural" que Rajoy ha querido lanzar "a la americana" porque la "mayoría moral" que inventaba Reagan en los ochenta en EE.UU. no existe en España. Sobre el terreno de los derechos y oportunidades para mujeres, inmigrantes, homosexuales y sobre la memoria histórica recuperada, hoy por hoy, no hay en España una mayoría social conservadora. El PP ha leído mal los valores de la tolerancia y de diversidad que han calado en la mayoría de la sociedad. No se puede codearse tantas veces con los obispos, defender la familia tradicional, atacar la educación cívica, y al mismo tener esperanzas de forjar una mayoría política. Más bien parece que han asustado y con ello han movilizado sin quererlo a muchos votantes contrarios. Con el evocar tanto el imaginario de las "dos Españas" no pueden acertar en la diana. Al desmarcarse de los moderados como Gallardón y Piqué, el PP ha dificultado la construcción de una mayoría alternativa. También el discurso del PP en contra del nacionalismo catalán y vasco ha sido poco afortunado para el cómputo electoral, parece que ha obviado el enraizamiento social, en distintos grados de aceptación, de los nacionalismos culturales y políticos en sus respectivos territorios. No se pueden ganar unas elecciones en contra de Cataluña con discursos poco creíbles para amplias capas sociales, y que insisten en persecuciones del castellano, el independentismo y la rotura de España. El PSOE ha ganado las elecciones en Cataluña al provocar el mismo Rajoy un Tsunami socialista mucho más allá de sus votantes tradicionales. También la exageración cansina y dolorosa sobre ETA, y la “debilidad” de Zapatero han acabado debilitando más al propio acusador. A pesar de todo, un 40 % de los votantes apoyan al PP, lo que significa un bloque social muy mayoritario fuera de Catalunya y Andalucía. El descalabro de IU Para resistir la embestida del voto útil una fuerza política debe tener un valor añadido, un capital propio y diferenciado bien claro, y una organización fuerte capaz de comunicarlo. IU parece que solo ofrece la “política del más” al afirmar que está más a la izquierda que el resto de partidos, al tiempo que olvida que la palabra izquierda representa un amplio contenedor que quiere decir cada vez menos fuera de los gestos culturales e identitarios. En definitiva, se trata de una opción con programa más socialdemócrata que el PSOE pero sin la imagen de modernidad y sin la imagen tecnocrática de gestión responsable y eficaz. Además, IU sufre la fuerza del lastre anacrónico que palpita en su interior con constantes sacudidas fraticidas: un partido comunista escasamente renovado que ya no tiene horizontes ni utopías políticas creíbles. Sin embargo, solo una pequeña minoría sociológica de los españoles apoya el estatalismo, la antimonarquía, el antieuropeismo del NO a los tratados, el anticapitalismo, y la simpatía hacia Hugo Chávez y Fidel Castro cada vez es más escasa. Muchos se sus dirigentes se dirigen a un país que ya apenas existe. Los augurios para el futuro próximo de IU no parecen ser demasiado optimistas. Los "duros" del PC harán una llamada a la vuelta a las esencias comunistas, a la "refundazione comunista" a la italiana, y esto ayudará a empeorar las relaciones de IU con Iniciativa por Cataluña y con otros sectores "renovadores" de IU. De otro lado, está la minoría que quiere refundar IU junto a IC como una "Izquierda Verde" con identificación con Los Verdes Europeos. Larvada o públicamente la batalla está servida para las próximas elecciones europeas. En la tensa lucha interna entre los "retros" y "los rojiverdes", y dada la actual mayoría de IU más cercana a los "retros", es previsible que IU no quiera dar ni agua a IC. Nada de hacer coalición con IC para las próximas elecciones europeas y con ello "regalar" un eurodiputado a IC, como ya hicieron en el 2004. Estas divisiones internas y luchas por el control del partido también han tenido mucho que ver en la escisión que según afirma el mismo PC ha costado a IU un diputado por Valencia. En solitario IC necesita demasiados votos para llegar al parlamento europeo, no puede sacar un eurodiputado por sí misma con los 175.000 votos que tiene ya que un diputado europeo "cuesta" 400.000 votos. Es muy difícil que volvamos a ver a Willy Meyer (IU-PC) compartiendo lista con Raúl Romeva (IC) en las elecciones del 2009. Con este panorama, parece que se auguran tiempos muy revueltos para la izquierda del PSOE que intenta sobrevivir. Los lastimosos resultados verdes y la travesía del desierto El fragmentado voto verde ha sido más testimonial que nunca. Incluso sumando las distintas opciones "verdes" no se llega al 0.7% de los votantes. Donde se ha acudido en coalición con IU o con otros aliados, los resultados no han sido mejor. Además, en las coaliciones de sopa de partidos y de siglas tampoco han sumado los votos de las partes participantes, como se ha dado en el caso de Valencia. No se puede achacar los malos resultados verdes solo al voto útil o a la división interna. Incluso si Los Verdes tuviéramos una potente estructura organizativa (de la que carecemos), no es probable que el voto verde fuera mucho mayor. No quiere esto decir que no sea urgente la creación de un partido verde federal unitario con una estructura organizativa estable. Pero tan importante como los recursos físicos u organizativos son los recursos humanos y el capital político con el que se cuenta. Desgraciadamente, es posible que el crecimiento verde sea lento como en una larga travesía por el desierto, y acompañando al crecimiento de las numerosas crisis socioambientales que se avecinan. A fin de cuentas, la política verde es a menudo percibida como una política aguafiestas en una sociedad que vive aún en el delirio entusiasta del desarrollo y la era del petróleo. El camino está en tratar de construir desde abajo, a nivel municipal, y poco a poco para crear las condiciones de existencia de una masa crítica de personas capaces a explicar el realismo y la urgencia de una política verde y aplicable a todos los campos de actividad humana. Este recorrido desde abajo hay que ensayarlo ya en el día a día y en decenas de municipios. David Hammerstein Eurodiputado de Los Verdes http://www.davidhammerstein.org/

10.3.08

Después de 9 de marzo... qué?

El PSOE ha ganado las elecciones, pero los dos principales partidos han aumentado en 5 diputados su representación. Parece una clara respuesta a los dos caballos de batalla del PP durante la legislatura: “España se rompe” y “nos han robado las elecciones de 2004”.Los nacionalistas han perdido posiciones y los socialistas han renovado la confianza del electorado. España parece haber inventado un nuevo regimen político: la monarquía presidencialista. Ya sabíamos que nuestro sistema electoral, formalmente proporcional tiene los efectos de un sistema mayoritario: el bipartidismo. Pero además hemos tenido una campaña más propia de un regimen presidencialista que de uno parlamentario. Tras el segundo debate entre Rajoy y Zapatero, ante la pregunta de qué partido debería gobernar, una encuesta daba más del 70% a quienes respondían: el que obtenga más votos, frente a un modesto 13% de quienes opinaban que debía gobernar el que obtuviera más apoyos en el Parlamento. La victoria de los socialistas, que mantienen su ventaja frente a los populares ha evitado la disyuntiva, pero el pluralismo político ha quedado seriamente dañado. La Chunta y Eusko Alkartasuna han perdido su diputado, Ezquerra Republicana su grupo parlamentario y cinco diputados, Coalición Andalucista se ha hundido en el Parlamento Andaluz, el Partido Socialista ha sido la fuerza más votada tanto en el Pais Vasco –superando por primera vez al PNV- como en Cataluña. IU no solo ha perdido, como era previsible su diputado en Valencia, sino que, lo que es más grave, ICV ha perdido uno de sus dos diputados por Barcelona y Joaquín Nieto, nº 2 por Madrid no ha resultado elegido. La única novedad es la presencia de Rosa Díez en el Parlamento, lo que confirma que mientras el espacio electoral a la izquierda del PSOE se desinfla, aparece por primera vez desde la desaparición de la UCD un partido situado entre el PP y el PSOE. Pese al modesto –aunque positivo- balance del gobierno en materia de medio ambiente y lucha contra el cambio climático, o las cuestiones pendientes –ley de plazos de la interrupción voluntaria del embarazo o separación efectiva de la Iglesia Católica y el estado, los ciudadanos han valorado positivamente la gestión del gobierno saliente. No ha habido “más izquierda” como pedía IU y el nacionalismo “de izquierdas” ha perdido posiciones –particularmente en el caso de ERC que ha sido duramente castigada. Dejando al margen la cuestión de si ICV es más o menos verde o si la estrategia rojiverde tiene futuro, la ecología política ha perdido el diputado que Los Verdes obtuvieron con el PSOE en 2004, Iniciativa ha perdido otro diputado y el reputado ecologista Joaquín Nieto no ha entrado en el Parlamento. Todo ello son malas noticias para el movimiento ecologista. El papel de Los Verdes ha sido puramente anecdótico. El Pais Vasco, Murcia y Segovia son los territorios en los que se obtienen mejores resultados, en torno al 0,5%, en los tres territorio había una única lista verde. En Andalucía, bastión de la Confederación y pese al acuerdo de última hora entre Los Verdes de Andalucía y Los Verdes de Europa, que ha posibilitado una única lista verde, el resultado se ha quedado por debajo del 0,3%. En Madrid, donde la Confederación de Los Verdes pedía el voto a IU que ha sufrido un notable retroceso, la suma de las dos listas verdes (Los Verdes de Europa -0,29%- y Los Verdes-Grupo Verde –0,31%) iguala al mejor resultado de los verdes –Álava, con un 0,6%- Los Verdes hemos perdido una oportunidad que difícilmente volverá a presentarse en mucho tiempo. En enero de 2004 firmamos el acuerdo programático con el PSOE, en marzo, obtuvimos contra todo pronóstico un diputado por Sevilla en las listas socialistas y se fundó en Roma el Partido Verde Europeo, hasta entonces una federación de partidos. Por último en junio, obtuvimos un diputado en el Parlamento Europeo, gracias al apoyo del Partido Verde Europeo que apoyaba la candidatura socialista en España y presentaba candidaturas propias con un programa común en toda Europa. Además el acuerdo con los socialistas incluía la adscripción del eurodiputado verde español elegido en la lista socialista al grupo parlamentario europeo Los Verdes-ALE, lo que le daba a los verdes un margen para la actividad parlamentaria europea muy superior al del diputado nacional, adscrito al grupo parlamentario socialista. Por ultimo y también en Junio, la Confederación celebra un Congreso en el que elige una dirección federal por primer vez y se constituye como partido político de ámbito estatal con personalidad jurídica propia, si bien integrado por partidos autonómicos que conservan su soberanía y legalidad, con el nombre de Los Verdes-Els Verds-Os Verdes-Berdeak. En 2005 comienza una crisis autodestructiva que arruina por completo el proyecto verde en España. Los secretarios de organización y de finanzas son destituidos y sus funciones asumidas por el secratario de Formación que es también Director General de Sostenibilidad en la Junta de Andalucía. Se da así un primer hachazo a la dirección surgida del Congreso y se renuncia a tener una organización y unas finanzas estatales. La estrategia del diputado nacional, Francisco Garrido, definida con sus propias palabras como “la serpiente sinuosa”, una forma sutil de reconocer un proyecto zigzagueante sin objetivos claros, apuesta por cambiar de caballo en las alianazas políticas. Frente a la alianza estratégica con los socialista, apuesta ahora por la convergencia con IU, siguiendo el modelo de ICV, llegando incluso a amagar con su pase al grupo mixto. Por su parte el eurodiputado defiende un proyecto verde sin hipotecas a los poscomunistas y claramente europeista. Pero no se produce un debate racional sobre uno u otro proyecto sino más bién una guerra a muerte. La propia presidenta del Partido y diputada balear, Margarita Rosselló es marginada por Garrido y su dirección que apoyan sin complejos a la sucursal de ICV en Baleares. Un rosario de encontronazos que incluyen desalificaciones, incumplimiento de acuerdos, campañas de desprestigio contra el eurodiputado y denuncias judiciales por difamación y por agresiones físicas se suceden erosionando gravemente la imagen de todos Los Verdes, los ecosocialistas o rojiverdes aliados con IU y los europeístas. Al final todos salimos perdiendo y queda una estela de autodestrucción sembrada de cadáveres polítcos que se añaden a una larga lista: Mediluce o Margarida Rosselló apartados de la política, Inmaculada Galvez –ex diputada de Los Verdes en el Parlamento andaluz- muy activa contra la corrupción urbanística se presenta ahora con el partido Ciudadanos. Garrido deja de ser diputado, la pérdida del grupo parlamentario de IU hace imposible la promesa de asistente parlamentario para Los Verdes, propiciado por Joaquín Nieto que ni siquiera es elegido y finalmente la injusta campaña de calumnias y difamaciones apoyada hasta por el periódico El Pais contra David Hammerstein, deja por los suelos no solo su credibilidad sino la de todos Los Verdes. Independientemente de lo acertado o no e una u otra estrategia, de los excesos antidemocráticos, los errores de unos y otros o los desencuentros personales, nadie gana la guerra y todos la pierden. En estas condiciones, y pese a que la lucha contra el Cambio Climático ha entrado en la agenda política mundial y España sufre gravísimos atentados contra su patrimonio natural que provocan protestas ciudadanas que van más allá de los tradicionales grupos ecologistas, el futuro de Los Verdes es más sombrío que nunca. El 1% de voto verde no ha servido para salvar a IU del hundimiento, el voto propiamente verde ha quedado reducido a porcentajes que van del 0,6% al 0,2%. En la guerra todos pierden. Los ecologistas perderemos un eurodiputado extremadamente activo en la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo que no solo ha recorrido todo el país apoyando a los numerosos colectivos que protestan contra las barbaridades del desarrollismo –urbanismo salvaje, autopistas, puertos deportivos, estaciones de esquí, contaminación-, sino que también se ha implicado en luchas similares en Polonia o Italia, ha viajado en varias ocasiones a Oriente Medio –en una ocasión invitado por Amigos de la Tierra de Oriente Medio, organización integrada por ecologistas palestinos, israelíes y jordanos- apoyando tanto el proceso de paz como la necesidad de abordar conjuntamente los problemas ecológicos de la región, particularmente el problema del agua y el deterioro del río Jordán. Sin olvidar sus aportaciones en temas como el software libre o el 7º Programa Marco de la UE para la investigación y el desarrollo. De poco va a servirle al movimiento ecologista que IU se comprometiera a apoyar el “Programa por la tierra” elaborado por las cinco grandes organizaciones ecologistas, Joaquín Nieto no estará en el Congreso para defenderlo. Lo único que queda es el incansable trabajo de las organizaciones ecologistas, el lento crecimiento de la conciencia ecológica en la sociedad y su capacidad de presión sobre el Gobierno socialista para que abandone su política desarrollista en temas como el Plan Estratégico de Infraestructuras de Transporte, el proyecto de Refinería de Petróleo de la Junta de Extremadura, el nuevo Las Vegas en Los Monegros impulsado por el gobierno socialista de Aragón... Me pregunto quien defenderá ahora en el Parlamento los derechos de los animales o el Proyecto Gran Simio. Finalmente los avances que pueda haber en la próxima legislatura dependerán en gran medida tanto de la presión de los movimientos sociales como de la sensibilidad del gobierno socialista a sus propuestas y demandas.

7.3.08

Fin de campaña: la Democracia frente al terror

ETA ha irrumpido en la campaña electoral con un cruel y cobarde asesinato, tal como muchos nos temíamos y como ya había advertido el propio Ministro del Interior que podría ocurrir. Pese a la debilidad de la organización de descerebrados trogloditas no ha sido posible impedir el vil asesinato de un trabajador vasco y exconcejal del Partido Socialista. La llamada izquierda patriota vasca ha perdido una nueva oportunidad de erigirse en actor político desembarazándose de la tutela de un grupo de asesinos profundamente antidemocráticos. No hay en el Pais Vasco ninguna figura política comparable al Gerry Adams norirlandés. Frente al llamamiento simultáneo a la abstención y al terror de ETA, todos los votos del próximo domingo, absolutamente todos, los "útiles", los minoritarios, los utópicos y hasta los extravagantes serán la silenciosa y abrumadora respuesta democrática. En esta jornada de reflexión marcada por el dolor cabe un único mensaje: respondamos votando masivamente el domingo, cada uno a quien considere más oportuno. Ha terminado la más que discreta campaña que hemos hecho Los Verdes de Europa. En honor de la verdad y sin que tenga nigún valor científico, entre las escasas personas que han participado en la encuesta ya cerrada en este blog, Izquierda Unida, Los Verdes de Europa y el Partido Socialista Obrero Español han sido, por este orden, las formaciones políticas elegidas, pero también ha habido algún votante del PP y algún indeciso. Los ciudadanos darán su veredicto y es de esperar que nadie ponga en duda la absoluta legitimidad del resultado. Por encima de cualquier divergencia política, el triunfo de la democracia debe ser el triunfo de la ciudadanía que desea vivir en paz. Los Verdes nos sumamos a todas las fuerzas políticas democráticas en la repulsa del terrorismo y la solidaridad con sus víctimas inocentes.

2.3.08

Al Congreso en Bici

Más de cien ciclistas han participado en el Paseo convocado por ConBici -Coordinadora en Defensa de la Bici- desde la sede del Parlamento Europeo en Madrid hasta el Congreso de los Diputados. Juan Merallo, portavoz de la Asociación Pedalibre ha entregado a los políticos asistentes el documento elaborado por las 40 asociaciones ciclistas que integran ConBici, con las propuestas de los ciclistas a los partidfos que concuerren a las elecciones. Hemos podido ver en bicicleta al eurodiputado socialista Carlos Carnero, los concejales Oscar Iglesias (PSOE) y Daniel Alvarez (Izquierda Unida), así como diversos candidatos de otras formaciones políticas como Unión Progreso y Democracia o Los Verdes. Entre las numerosas propuestas que presentan los ciclistas, Merallo ha mencionado la importancia de desarrollar una red de vias ciclistas a nivel estatal, lo que potenciaría un tipo de turismo de calidad muy beneficioso para el medio rural. La bicicleta ha tenido así su momento de protagonismo en medio de una campaña electoral fuertemente polarizada y en la que cuestiones como la calidad de vida en las ciudades, la contribución del tráfico a la contaminación y el cambio climático y la necesidad de abordar una nueva cultura de la movilidad, están practicamente ausentes. Más información: http://www.conbici.org/joomla/images/pdf/propuesta_conbici_elecciones_2008.pdf

Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...