27.8.10

la BiciCrítica de agosto

Ayer pude disfrutar nuevamente de la Bici Crítica. Albert Camus y su Calígula me lo habían impedido: durante largos meses tuve ensayos primero y funciones después. Siempre es agradable reencontrase con los colegas. El Gamba estaba más elegante q nunca, con una chula bici clásica importada desde Frankfurt por 25€. Josu me vendió un pulpo con material reciclado (cámaras para la goma y radios entrelazados para el enganche). Una chica vendía calcetines a 2€: "BiciCrítica, alegría entre las piernas", "Marihuana, sana,sana", "apartad vuestros rosarios de nuestros ovarios" y más. Charlé con Agus, con Israel, con Pablo, con los colegas del Patio, saludé a Eva y a Xenon... compré una pegata de la BC -modelo chicas- para la BICI DE PRESTAMO DEL TALLER DE SECO, (bici de sustitución mientras reparo la mía, abandonadita la pobre) Con tanto mercadeo no me enteré que un pelotón había salido Pº del Prado abajo, cuando me tiré a la calzada volvían ya de Neptuno. Sin vueltas a la Cibeles, tan incómodas para todas, tiramos por Alcalá hasta Velazquez y luego por Joaquín Costa -qué placer tirase cuesta abajo por el tunel de República Argentina, compitiendo con las patinadoras. Luego Raimundo Fdez Villaverde a Cuatro Caminos. Bravo Murillo/San Bernardo y FIESTA EN EL SOLAR DEL PATIO. Una BC muy agradable, sin tapones, sin problemas. Ayuda mucho q sea agosto y circulen pocos coches. Más o menos los que deberían circular todo el año para que tuviermos aire más limpio y Dña Ana Botella no tuviera q pedir una moratoria a Bruselas por incumplir la normativa europea en materia de contaminación atmosférica. La Bici Crítica siempre me da buen rollo y buenas ideas. Como además las buenas ideas son "copy left" no hay que pagar derechos de autor por ellas. En el solar del Patio, hay un HUERTO URBANO. Y yo sin saberlo, ¡cuando me queda a 5 minutos de casa! Agotada la fiesta en el Solar, rematamos en el mismísimo Patio Maravillas de la calle del Pez. Más amigos, más ideas, alguna birra y alguna calada porrera, ¿qué más se puede pedir? Madrid parece un laboratorio social en el que gentes muy diversas ejercen la imaginación creativa y colectiva. En junio de 2004 celebramos la primera ciclonudista y pasado el verano empezó la masa crítica mensual q pronto bautizamos como BICICRÍTICA. ¿HAY QUE VER LO QUE HA LLOVIDO DESDE ENTONCES! La criatura ha salido guapa, guapa y hace tiempo que anda sola.

16.8.10

De Gaza a Tel Aviv

Salimos a las 10 de la mañana del Hotel Al Deira en Gaza. Yo había llamado al puesto fronterizo de Erez, para saber a que hora cerraban hoy el paso: "a las once y media". No había tiempo para recorrer la franja de norte a sur y llegar hasta Rafah, como teníamos previsto.
Eu taxi recorremos las calles miserables de las afueras de Gaza y los caminos de tierra que conducen al puesto fronterizo palestino: una miserable garita con un único funcionario aburrido.

Ha llegado el momento de despedirse de nuestro Cicerone, Iyad. El taxista pide 50 shekels, Iyad solo está dispuesto a pagar 30, aunque tenga que volver andando. "Adios amigo, espero que volvamos a vernos en Madrid o en Gaza". Tras recorrer andando deprisa el kilómetro de pasillo alambrado, llegamos al Muro de la Verguenza que separa dos extremos opuestos: la riqueza de Israel y la miseria de Gaza. Verdaderamente el paso a través del control israelí, con sus decenas de compartimentos estancos a los que sucesivamente vas pasando, es digno de una película de Woody Alen. Especialmente el gigantesaco escaner circular en el que permaneces de pie ejecutando una coreografía que una voz te dicta por el altavoz y que más tarde descubres que corresponde a una persona que te habla desde un un amplio ventanal enfrente tuyo y a unos 5 metros de altura. El paso resulta tedioso, peo no parece que haya ninguna dificultad y en unos 20 minutos nos hallamos en territorio isrraelí, en la gigantesca estación terminal de Erez y su amplio vestíbulo con aire acondicionado.

El viaje se acaba. Le escribo a un amigo que "desde Gaza a Tel Aviv vengo llorando por toda la orilla". La playa de Tel Aviv, en la misma costa que la de Gaza, está llena de veraneantes. Todos los hoteles están llenos. Quisiera poder salir ya de esta ciudad moderna en la que la gente te mira raro cuando preguntas algo en la calle, pues la mayoría además de no hablar español o francés, con frecuencia no comprende tampoco el inglés. Y a mí se me olvidó comprar un librillo de hebreo para viajeros. Al día siguiente salimos a las ocho de la mañana del hotel y llegamos al aeropuerto Ben Gurion 4 horas antes de la salida del vuelo para Amman, lo que no impide que estemos a punto de perdelo y tengamos que correr por los pasillos, debido a un problema con Iberia que tiene bloqueado nuestro billete de Amman a Madrid, lo que impide que las líneas Jordanas puedan emitir nuestra tarjeta de embarque. Hemos tenido tres interrogatorios exahustivos. Nos han llevado al "cuarto oscuro" -como denominamos bromeando al compartimento en el que te cachean y te piden que te bajes los pantalones para pasarte un escaner por la polla-. A mí me ha tocado un judío negro de Etiopía que trabaja de segurata. La situación es incómoda, creo que también para él.

Horas más tarde volamos desde Amman hacia Madrid. Yo leo "Life at the crossroads. A History of Gaza" de Gerald Butt, en su segunda edición de 2009. Lo alterno con la antología "Poesía árabe contemporánea" publicada por Pedro Martinez Montávez en 1958.

El poema "¡Nunca fuimos esclavos!" del tunecino Sadili Zukar, nacido en 1924, resume mis sentimientos tras realizar este viaje por Palestina:

Nuestros recuerdos pasan... lentamente

El eco de sus pasos se aproxima,

para alzar en mi sangre el resonar del hierro y del martillo.

Y una fuerza potente,

un temblor arrebata mi existencia:

como el ciclón que sube del fondo del abismo.

Roto está el viejo muro de mi cuerpo

-muro de espesa bruma-,

que en su profundidad esconde la mañana y mis entrañas jóvenes.

¡Tan sólo por la fuente del recuerdo se escapa mi

sentir, como un torrente!

La sed de la revuelta se agita por mis venas.

En nuestros corazones ha escrito con su fuego:

Queremos...

que haya una vida libre en nuestra tierra.

¡Pues jamás fuimos siervos!

Queremos...

ser amos del país, soberanos y libres.

¡Jamás fuimos esclavos!

Y las voces se elevan por todos los caminos:

¡Oh, vosotros, los sordos,

los que ansiais beberos nuestra sangre!:

este himno a vosotros se dirige.

Al libre le repugna, en este mundo, vestirse con

las ropas del esclavo.

¡Pues jamás fuimos siervos!

¡Nunca fuimos esclavos!

13.8.10

GAZA DE SOL A SOL

Van a dar las seis de la mañana mientras escribo frente al mar, viendo el modesto puerto de Gaza con sus humildes barquitas para pesca de bajura, que no deben nunca adentrarse más allá de dos kilómetros en el mare nostrum. A poca más distancia, hay importantes reservas de gas natural. Un preciado bien que podría resultar muy útil, entre otras cosas para producir

electricidad, algo tan raro en la Franja. No, si ideas no faltan. Pero todas acaban chocando en el mismo muro: la seguridad de Israel. Todas las plantas depuradoras de Gaza han sido bombardeadas de manera que actualmente toda la mierda va directamente al mar sin tratamiento alguno. No es posible importar los productos químicos necesarios para el tratamiento de las aguas fecales, ni construir nuevas depuradoras. Podríamos estar hablando seis meses de los problemas medioambientales de Gaza y no terminaríamos nunca, dice el abogado Raji Sourani, director del Centro Palestino para los Derechos Humanos. Tenemos sol practicamente todo el año, pero no podemos importar la tecnología necesaria para producir enerfgía solar. La basura se acumula las calles y a falta de incineradoras, alguna gente prende fuego a los contenedores.

Hemos dado un largo paseo por la calle Omar Al Muktar que sale perpendicular a la costa a la altura del puerto para llegar al centro de Gaza y continuar hacia el desierto.

La calle donde se encuentra el Centro de Derechos Humanos, el Parlamento, del que solo queda la puerta tras el bombardeo de su edificio de seis plantas, la plaza Saraya, en la que en otro tiempo no muy lejano hubiera instalaciones militares, arrasadas por las bombas.

Junto a la puerta del Parlamento hay un mural realizado en mosaico que muestra la lucha entre David y Goliath, la metáfora de la desigual relación entre ambos pueblos condenados a compartir una misma tierra. Por la noche mi amigo me cuenta su reciente aventura en España. Como fue rechazado el primer día al tratar de salir de Gaza. "¿Paz Ahora?, eso es imposible con vosotros, vuelve a tu casa". Yo le conozco bien, veo la rapidez con la que aprende un nuevo idioma, la absoluta claridad de sus ideas, la madurez de sus veinte años, la eficiencia de su cooperación... claro que quiere la Paz, vive para la Paz, sueña con ella a cada momento y la generosidad de su corazón se desborda y resulta contagiosa. Por fortuna la Diplomacia española, el Consul o el Canciller de España en Jerusalem, lograron que el segundo día Iyad pudiera viajar en un vehículo diplomático desde el puesto de Erez hasta el de Allenby, gracias a lo cual pudimos conocernos en Madrid hace a penas diez días.

Después de pasear arriba y abajo por el centro de Gaza, nos hemos reunido con las dos niñas que vinieron a España en el programa de "Vacaciones por la Paz" y con sus madres. Nunca podré ya olvidar sus miradas, sus palabras cuyo significado presentía antes de que fueran traducidas para sorprenderme con la sensatez de sus razonamientos. Doy gracias a la vida por haberme permitido compartir estos momentos con estas mujeres y sus hijas en el otro extremo de nuestro querido Mediterráneo.

Junto al puerto de Gaza pude escuchar cómo lo habían pasado las niñas en España, cómo les había beneficiado psicológicamente: "ahora es capaz de volver a reir". La risa de estas niñas es el mayor tesoro que me llevo de esta tierra, y su recuerdo me acompañará durante el resto de mis días. Mirando este mar contaminado soñé con ellas un mundo mejor, en el que los niños vuelvan a reir. Reímos juntos mientras Iyad traducía del árabe al inglés y yo del inglés al castellano. Milagro del lenguaje humano que nos permite en cientos de lenguas diferentes expresar nuestros temores y nuestros deseos. Quedan pocas horas ya para salir de la Franja. Tengo que llamar al puesto fronterizo para asegurarme de que salimos antes de que lo cierren. Quisiera volver, no imaginaba que fuera a entrar en Gaza y ahora me pregunto cuando volveré, mientras imagino una Gaza distinta, con depuradores de aguas residuales, con energía solar y eólica, con jardines orientales en los que pasar las dulces horas de la tarde, compartiendo el tiempo con los amigos. Una Gaza distinta en la que el ansia de sus jóvenes por estudiar, aprender nuevos idiomas, conocer el mundo, la tecnología, la ciencia, la historia, les permita reconstruir su pais para poder ofrecer a sus hijos una vida mejor que la que ellos conocieron.

El azar me ha traído a esta tierra que si nunca me resultó ajena, ahora se ha instalado para siempre en mi recuerdo y en mis entrañas, con una intimidad insospechada. No me queda más remedio que aprender árabe para que mis próximos viajes resulten más útiles y pueda entender directamente las palabras de las niñas, de los jóvenes, de las mujeres y de los ancianos que viven en esta tierra, cruce de caminos de civilizaciones desde hace más de tres mil años. Más pronto que tarde tendrá que caer el muro de la verguenza, del odio, del miedo.... las alambradas serán arrancadas y los palestinos de Gaza podrán reconstruir su parlamento bombardeado, sus escuelas y hospitales, sus casas y sus sueños. Ya se que no es fácil, que todos me direis que estoy soñando. Y teneis razón, estoy soñando, pero cuando muchas personas tienen el mismo sueño, no sé como, pero al final el sueño termina haciendose realidad. Y yo no puedo dejar de soñar, dejar de imaginar todo lo que se podría hacer para mejorar la vida en esta orilla del Mediterraneo en la que se mezclan Asia, África y Europa. El atardecer en Gaza es tan hermoso como pueda serlo al otro lado del mar, si bien aquí el sol se pone pone sobre las aguas, como en Lisboa. Adios, mis dulces amigos... volveré, porque habeis conquistado mi corazón.

12.8.10

IMAGINANDO EL FUTURO DESDE GAZA

Tal y como me había asegurado por teléfono el organismo responsable del puesto fronterizo de Erez, hemos podido entrar en la FRANJA DE GAZA, el miércoles 11 de agosto a las 14h., poco antes de que se cierre el paso. No es fácil resumir mis impresiones en estas primeras 12h en Gaza. Ante todo hay un enorme contraste entre Cisjordania y Gaza. En Rahmala y Nablus hemos visto cierta prosperidad: mucha actividad comercial, nuevas construcciones, normalidad en muchos aspectos. En Gaza hay muchos problemas. Una tasa deparo superior al 80%, falta prácticamente de todo, empezando por la electricidad. Hay continuos cortes de luz. De los cuatro generadores de electricidad a partir de fuel que tuvieron, solo ha quedado uno tras la última guerra. Gaza está dividido en 4 sectores, el norte, el sur , el centro este y el centro oeste. El generador solo puede alimentar dos sectores simultáneamente, de modo que si en dos sectores hay luz, los otros dos quedaran a oscuras. Hay una gran cantidad de pequeños generadores domésticos, particularmente en las tiendas. Los generadores contribuyen, junto con un escaso parque automovilístico obsoleto a la contaminación que se masca en el aire. Hay una gran cantidad de residuos por las calles. La red de saneamiento es muy deficitaria, lo que se nota por el olor. El agua es escasa y cara. Aunque tienen algunos pozos, la mayor parte es importada de Egipto e Israel. Por supuesto el mayor problema de todos es el bloqueo impuesto por Israel. Esa es la madre de todas las desgracias. También se aprecia la destrucción causada por la última guerra: edificios derruidos, casas con huellas de disparos, infraestructuras destruidas. El panorama es realmente desolador. Se ven bastantes burros y algunos caballos tirando de pequeños carros. El tráfico por la tarde era escaso, tal vez por el Ramadán. En las calles principales y por la noche era mucho más denso. Esta noche después de varias entrevistas y de ser agasajados en un par casas, donde tomamos zumo de mango, te, almendras y pistachos para merendar en una y una sopa de un cereal que no pude identificar, como una mezcla de arroz y trigo, empanadillas de hojaldre rellenas de queso de cabra, pescado muy especiado, una especie de zarzaparrilla dulce y de color morado, te con hierbabuena y café turco pare cenar en la otra, salimos a dar una vuelta y a fumar largile de manzana. Nos habían comunicado el cambio de vuelo para regresar el sábado, de modo que disponíamos de 24 horas más para permanecer en Gaza. Le pregunté a nuestro guía si sería posible visitar algún campo de refugiados, a lo que me contestó que nos hallábamos en un campo de refugiados. En cierto modo todo Gaza es un gigantesco campo de refugiados. De hecho la mayor parte procede de zonas que actualmente forman parte de Israel. Son las dos de la mañana. No puedo dormir debido al calor asfixiante, hace mucho rato que se fue la luz, escribo con la luz que me proporciona el ordenador, sudando como un pollo, tratando de aprovechar el tiempo. Entonces empiezo a soñar. ¡Hay tanto por hacer aquí! Imagino un programa para desarrollar las energías renovables en la franja. Con eólica y solar podrían obtener electricidad y al mismo tiempo reducir tanto el consumo de fuel como la contaminación. La energía es básica. A partir de ahí se podrían hacer otras muchas cosas. Imagino equipos de parados limpiando las calles, plantado árboles y plantas en los solares y campos abandonados a su suerte. Nos hemos entrevistado con una Asociación para el Desarrollo de la zona norte de la franja. Trabajan en el campo de la educación y en las terapias psicológicas para los niños que sufren los traumas de la guerra. Si hubiera paz, si terminara el bloqueo, la vida no sería tan dura en este rincón del Mediterráneo. Da vértigo pensar que el mismo mar que baña la FRANJA es también el que baña Mónaco o Marbella. Aquí el mar está muy contaminado, sólo pueden disponer de minúsculos botes para una pesca de bajura insuficiente. Aquí no hay paseos marítimos, tan sólo la desolación mojándose los pies en las olas. Antiguos equipamientos destruidos, como el Centro para le Rehabilitación de los presos liberados por Israel. 45 kilómetros de fachada marina, en una larga playa colmada de ruinas y detritus. ¿Quién vendría de vacaciones a un lugar así? El futuro podría llegar a ser tan diferente. De momento los paisajes de Gaza constituyen la más absoluta desolación. Y sin embargo sus jóvenes estudian y se preparan para el futuro. Saben que no tendrán trabajo pero van a la universidad y se especializan. Ese es el más valioso potencial de esta tierra: el valor de unos jóvenes privados de casi todo y que sin embargo no renuncian al bello sueño de la paz. Charlando en el bar de todo esto, de la electricidad, de los problemas, del futuro, llegamos a una conclusión: Israel lo controla todo –el agua, la electricidad, y por su puesto el espacio aéreo, las fronteras…- pero hay algo que no puede controlar: el pensamiento de los palestinos. Abandonados a su suerte por todos los gobiernos –árabes o cristianos- tienen la sensación de ser utilizados aunque agradecen mucho cualquier muestra de solidaridad. En Gaza todos iban con la roja en el último mundial de fútbol. Niños o jóvenes, te piden que les lleves a España, para estudiar medicina, para salir unos días del infierno y vivir algo tan cotidiano para nosotros como bañarse en una piscina o visitar un museo. Ójala el próximo año el programa vacaciones por la paz, que organiza la ONG Paz Ahora pueda llevar a una docena de niños palestinos gazasíes a la vieja Al Andalus. Ójalá Yahvé y Alá y el dios de los cristianos se apiade de este pueblo maltratado y le de un respiro. ¡Inshala! Cuando vuelva a España, preguntaré a Grenpeace, a la Cooperación española, a quien pueda ayudar, si acaso podríamos entre todos desarrollar las energías renovables en Gaza, para que tuvieran electricidad en sus escuelas y hospitales, en sus tiendas y en sus bares y en sus hogares. Cuando vuelva a España seguiré aprendiendo árabe y soñando en futuros viajes, mientras aquí en Gaza, mi amigo aprende el castellano. Se oyen los cascos de un caballo, hace rato que ha amanecido, la electricidad ha vuelto después de siete horas de tinieblas. UN NUEVO DÍA AMANECE EN GAZA

10.8.10

Amanece en Nablus

Van a dar las cinco de la mañana en Nablus, el canto del ruiseñor deja de escucharse y se oye el primer coche de la mañana rompiendo el silencio d la noche. A lo lejor un perro ladra. Ayer salimos a las 8 de la tarde de Jericó para encontrarnos en Ramala con Mª José -sevillana de Alcalá de Guadaira y amiga de mis amigos de Ecologismo Positivo-. Por el camino vimos el muro de la vergüenza, los paupérrimos asentamientos de los beduinos, con sus chabolas de hojalata y sus cabras y en la distancioa algún asentamiento de colonos isrraelíes. Ramala estaba de fiesta no solo porque se acerca el Ramadán: celebran el segundo aniversario de la muerte del poeta opalestino Muahmad Darbús.
Pasamos por delante de La Mukata y vimos tras el muro la torre del monumento funerario a Yassir Arafat. Mª José ha prometido facilitarme la dirección en Madrid de Pedro Martinez Montávez, el mejor arabista, traductor de los poetas árabes del s. XX, como este de Fatwa Tuqan que releo en la edición de Poetas Arabes contemporáneos que me acompaña en este viaje, cuando en la ciudad que la vió nacer ha dejado de cantar
EL RUISEÑOR
En el jardín,
fué buscando a su herrmano el ruiseñor;
y las flores lloraron de sus trinos.
Jadeante de pena el ruiseñor,
un suspiro en sus flancos agitóse.
¿Quién ha alejado el canto del poeta;
y lo dejó en silencio con las tumbas?
¿Quién turbó su pureza,
para dejar su pureza y sentirse a disgusto entre los pájaros?
Pero no halló a su hermano bienamado,
el oído que sus cantos comprendiera.
Y el ruiseñor voló hasta las tiernas ramas de su arak.
Extendido el cuello, desde lo alto,
dejó escapar su cántico doliente:
con su canto fundianse, en el bosque, las ramas de los árboles.
Y al no encontrar a quien con él trinara,
abandonó el jardín,
el corazón doliente y afligido.
En la noche serena,
-cuando el ojo reposa;
y aparece la estrella que alegra al caminante-
mi corazón inquieto con sus penas,
te busca inútilmente.
Lloraré sin cesar, en mi verso tan trste,
con mi voz afligida,
con mi gemir contínuo.
Con la luz de mis ojos y el latir de mi sangre,
esperando la muerte.
Hemos salido de Ramala para llegar a Nablus hacia las once de la noche. Los familiares y amigos de Salam Almaslamani, nos han dejado una casa en donde alojarnos y nos han invitado a cenar en una terraza deliciosas ensalas, humus y carne con tomate y cebollitas asados al carbón. Nuestro anfitrión ha prometido traernos el desayuno a las nueve de la mañana. Hoy visitaremos los campos de refugiados de la zona, como el de Jenin, saludaremos a las familias de los niños que trajimos de vuelta desde España y nos encontraremos con Amir, uno de los monitores de la expedición, nacido en La Habana de madre cubana y padre palestino.
foto: Julio Rodriguez Bueno, presidente de Paz Ahora con Amir al cubaní Mi hermano Rafael me envió anoche un mensaje: tiene intención de llama a la Embajada de Isrrael en Madrid esta mañana. Yo pienso que deberíamos sentarnos en una sillita bajo una sombrilla en el paso de EREZ, la entrada a la Franja de GAZA por el norte, como hacen los de la ONG Check Point Watch, y no moverrnos de allí hasta que nos permitan entrar en la Franja para saludar a las familias de Iyad, el monitor gazací y de los tres niños que ayer finalmente las autoridades isrraelíes permitieron regresar a sus hogares.
foto: Iyad al Azzaní en el bus
Es totalmente de día y se escucha cercano al mohecín llamando a la oración. Se me han puesto los pelos de punta, tengo lasensibilidad a flor de piel.
AMANECE UN NUEVO DÍA EN PALESTINA
¿Se apiadarán de nosotros los isrraelíes y nos permitirán entrar en Gaza?. Es dificil, pero dicen que el que la sigue, la consigue y si no es en este viaje será en otro.
ENTRAREMOS EN GAZA MÁS PRONTO QUE TARDE
PORQUE UN NUEVO DÍA ESTÁ AMANECIANDO EN PALESTINA.
....desde Nablus cuando han dado ya las seis de la mañana

9.8.10

Desayuno en Jérico con LOS CUATRO DE GAZA

Agotado después de pasar más de 12 horas para poder entrar en Cisjordania, incluyendo más de 5 horas en el paso de Allenby, a más 40º, sin agua ni aire acondicionado y con 52 niños y 7 monitores palestinos. La noche anterior dormimos 3 horas, llegamos a Amman con mucho retraso y el autobús que debía esperarnos se había largado. Hasta las 3 de la madrugada no llegamos al hotel en Amman. Nos levantamos temprano y sin desayunar nos dirigimos al Puente Rey Joseín -Allenby para los isrraelíes-. Las autoridades isrraelíes han retenido nuestros pasaportes y nos han hecho esperar largas horas. Cuando finalmente hemos podido pasar todos, ha impedido el regreso a sus hogares de los tres niños y un monitor procedentes de los campos de refugiados en la Franja de Gaza. Isrrael desprecia y se mofa de la diplomacia española. El operativo dispuesto por el Consulado de España en Jerusalem para devolver alos 4 gazacíes a sus hogares ha resultado inútil. Tras esperar pacientemente desde la 8 de la mañana, y ver frustrado el traslado en vehículo diplomático de los 4 de Gaza hasta el puesto fronterizo de Erez, el canciller les ha dejado un hotel de Jericó, adonde hemos podido llegar los tres cooperantes españoles de Paz Ahora hacia las once de la noche. Acabo de despertar a los 4 de Gaza para que desaayunen. Esaperemos que hoy las autoridades isrraelíes nos permitan devolverles a sus familias. El resto de los 49 niños y 6 monitores salieron en autobus desde el puesto de Allenby hacia las 8 de la tarde, absolutamente exhaustos, rumbo a Ramala y Nabllus, donde les esperaban sus familiares para regresar a los campos de refugiados. Esta mañana no podía dejar de llorar mientras disfrutaba un desayuno con sandía, orejones, piña confitada, nueces, pasas, yogur, humus de garbanzos, tomates cherry... El contraste entre el largo día de ayer y el lujo de este hotel practicamente en medio de un desolado desierto, ha destado mis lágrimas sin consuelo posible, mientras niños de familias acomodadas correteaban entre las mesas. Por favor, llamad a la embajada de Isrrael en Madrid, enviadmes mails pidiendo con todo respeto que nos permitan hoy entrar en la franja de Gaza al presidente de Paz Ahora y los dos cooperantes que le acompañamos para entregar a sus familiass a LOS CUATRO DE GAZA. INSHALA.

8.8.10

DESDE AMMAN CON DESESPERACIÓN

Hace más de 40º en el puente Alenby, son ya más de las 2 de la tarde y seguimos esperando para cruzar el río Jordán y entrar en Cisjordania. No nos queda agua ni hay aire acondicionado y llevamos muchas horas bajo un sol de justicia. Ayer salimos de Madrid con dos horas de retraso. Cuando llegamos al aeropuerto de Amman, a las 11 de la noche, el bus que debía llevarnos al hotel se había largado. Lina llamó y el conductor le dijo que tenía que dormir y que por su puesto tenía que cobrar el servicio que no había hecho. Surrealista. Finalmente se solucionó el transporte y llegamos al hotel a las 3 de la madrugada. Po fortuna nos esperaba una deliciosa cena, tras tantas horas sin comer: ensaladas, humos, carne, arroz, pasta... A penas hemos dormido cuatro horas, a las ocho de la mañana salíamos en el bus, sin desayunar.
Unos pocos kilómetros y llegamos al lado jordano de la frontera. Una odisea kafkiana pasar. Tras muchas discusiones logramos que nos permitan acompañar a los palestinos por el paso que les corresponde, después volvemos para atrás y pasamos por el control para los europeos. Finalmente tras muchas discusiones con diferentes policías, logramos reencontrarnos con el grupo en el lado árabe. Hemos subido al autobús hacia la una de la tarde y estamos en tierra de nadie, cuando llegamos había 8 autobuses delante de nosotros, todavía quedan 4. Mientras tanto diversos coches y autobuses van pasando mientras el sol derrite nuestros sesos y se van licuando nuestros cuerpos inclementemente maltratados. El paisaje, desértico, vemos unos riscos erosionados por miles de años de vientos insolentes. La vegetación se agolpa junto a la vega del Jordán. árboles llamados saru en árabe. Tememos que a alguno de los chavales le de un golpe de calor. Al otro lado en canciller de España espera desde las 8 de la mañana para llevar en un coche diplomático blindado a los tres críos y el monitor de Gaza de vuelta a sus casas. Llamamos a Salam, alias Mari Pau, presidenta de la Asociación Palestina de Cataluña que también espera del lado isrraelí. Julio llama a España para explicarle a Pilar la situación, a ver si desde España pueden contactar con el canciller español y que este alegue razones humanitarias para pedir a los isrraelíes que nos dejen pasar antes de que nos convirtamos en charcos de sudor y restos licuados de lo que fueran seres humanos. Las dos y media y si agua.
Es dura esta tierra inhóspita, es dura la espera, es dura la vida... Me acompaña un poema de la poetisa palestina nacida en Nablus en el s.XX, Fadwa Tuqan, hermana del poeta Ibrahim.
Julio se ha dirigido a los militares isrraelíes alegando razones humanitarias, para que nos permitiran pasar. Después de haber temido que algún niño sufriera un golpe de calor, los militares isrraelíes nos han permitido beber agua. Después de una larga espera, en una cola y en otra y en otra más, los niños han ido pasando. Juanjo Soriano, Ramón Linaza, los tres niños y el monitor de GAZA hemos quedado retenidos, sin nuestros pasaportes. Ahora son las 21.40h. El vicecanciller ha salido con los gazaíes, pero no han podido entrar en la franja y vuelven a Jericó. Ha Julio le han retenido y acaba de salir. Los demás niños han salido ya en el bus para Ramala y Nablus. Nosotros tres cogeremos un taxi a Jericó para reunirnos con Salam, presidenta Asociación Palestina de Cataluña, que nos está esperando en Jericó. Un largo día, sin comer, sorteando mil y una dificultades. El vicecanciller se ha cabreado con migo por “dejar solos a los tres niños y el monitor de Gaza. No les hemos dejado solos ni un minuto, simplemente les han registrado las maletas lo que les ha retrasado, mientras Juanjo y yo pasábamos. Ahora Julio, ya con su pasaporte vuelve a entrar para recuperar su maleta. HAN RETENIDO A LOS TRES NIÑOS Y EL MONITOR DE GAZA HASTA LAS 19,30H, EL CANCILLER LES HA ESTADO ESPERANDO DEDE LAS 8H DE LAMAÑANA PARA LLEVARLES A GAZA EN EL VEHÍCULO DIPLOMÁTICO. CUANDO HAN LLEGADO AL PASO DE EREZ NO LES HAN DEJADO PARA PASAR, PORQUE EL PERMISO PARA ENTRAR EN GAZA CADUCABA A LAS 19H DE MODO QUE HAN TENIDO QUE VOLVER JERICÓ. VEREMOS SI MAÑANA LES DEJAN ENTRAR. EL EJERCITO Y EL GOBIERNO DE ISRRAEL SE RIEN DE LA DIPLOMACIA ESPAÑOLA Y SE ENSAÑAN CRUELMENTE CON LOS NIÑOS. EXIGIMOS UNA REACCIÓN CONTUNDENTE DEL ESTADO ESPAÑOL ANTE TANTO ATROPELLO Y PEDIMOS QUE MAÑANA SE NOS AUTORICE A ENTRAR EN LA FRANJA DE GAZA A LOS TRES NIÑOS Y EL MONITOR GAZAÍES Y A LOS TRES COOPERANTES DE PAZ AHORA: JULIO RODRIGUEZ, RAMÓN LINAZA Y JUAN JOSÉ SERRANO.

7.8.10

Palestina en el corazón

Faltan pocas horas para salir desde Barajas rumbo a Aman con los niños palestinos. Anoche tuvieron su fiesta de despedida en el viejo Jhonny (Colegio Mayor San Juan Evangelista)con la actuación de los piratas amigos del Duende Verde. Pocas horas para mirar de frente la realidad de este pueblo injustamente maltratado. No sabemos si podremos entrar en Gaza, inshala, si llegaramos a hacerlo, desde aquí agradzco publicamente a mi amigo Pedro Zerolo sus gestiones. Pedro contribuyó a que los niños pudieeran salir hace unas semanas y sique contribuyendo ahora para que los cooperantes de Paz Ahora podamos entrar en Gaza. Siento un cierto vértigo ante este viaje, tan inesperado como intensamente deseado a lo largo de los años. Recuerdo un día ya lejano en el que una cooperante de Paz Ahora que llevaba meses en Palestina, nos contaba su experiencia a una audiencia reunida en la sala Candilejas de Madrid. Siempre, cuando oigo este tipo de testimonios siento el deseo de poder hacer algo al respecto. Y luego está el viaje en sí, a Ramala, Hebrón, Nablus, Jerusalem... No soy creyente y sin embargo creo que rezaré por la paz en la explanada de las mezquitas, en el muro de las lamentaciones, en la Basílica de la Natividad... Como es posible que un lugar tan emblemático para las tres grandes religiones monoteistas sea al mismo tiempo escenario de tanto odio, tanta violencia, tanta injusticia. Anoche saludé al Consul de la Autoridad Palestina en Madrid, al Presidente de la Asociación Palestina en Madrid, a la entrada del Johnny, rodeados de niñas y de niños de Ramala, Nablus, Kalkiya, Gaza.., "las autoridades" como decía Julio, presidente de Paz Ahora, les transmití la solidaridad de mi partido, el Partido Verde Europeo, de las compañeras de la Coordinadora Verde. Después del día que vendrá llegará la noche y Julio me irá contando cual es en su opinión la situación actual de Palestina y cual el futuro de la paz... yo tomaré sus palabras al dictado para redactar un informe que nos han pedido las compañeras de Verdes Sin Fronteras, y Palestina se irá enredando en mi alma... Trataré de ser un fiel amanuense copiando la realidad, algo imposible, porque hay realidades imposibles de reproducir en toda su dimensión por más que sigamos escribiendo una palabra tras otra. Recordaré entonces lo último que escribio Jean Genet, su testimonio tras las matanzas de Shabra y Chatila, hace ya tantos años, intentando en vano que nada de cuanto vea me sorprenda. Algunos días todos deberíamos ser palestinos. "Su talle es dulce y su presencia nos lleva al Paraiso. Y el infierno parece cuando ella nos abandona. Fuma, mas no por vicio: sino por impedir tan sólo que las abejas vengan a libar en sus labios" decía el poeta Muahammad Ibn Ibrahim Al Marrakusi y sus palabras volvían a la vida en "Las mil y una noches" por Ninetto y Absurdino en nuestro Candilejas del viejo Madrid, junto a La Morería. Vuelvo a leer aquellos poemas, de Yamil Sidqu¡i az Zahawi, "el Poeta de Irak" o de Muahmad Jaznadar, "Principe de los poetas tunecinos": "LA LIBERTAD Es libre quien no se humilla al opresor, ¡Ataca a tu adversario! ¿A quien temes? ¡Ay de tí! Y en tus inmensas desventuras, ¿por qué soportas a quien te mira con sus altivos ojos? Pues ¡cuán débil parece, el que pasa su vida a la espera del favor, que sus mismos paisanos o un enemigo imbécil quieran concederle! ¡Camina, para tu bien, prudente por la senda de la vida! ¡Y abre, con energía, las puertas todas que se te cierren! Hay sólo dos caminos: la dicha o la desgracia. ¡Se dichoso o infeliz!, como desees". Poetas libaneses, egipcios, sirios, jordanos, palestinos... que vuestras palabras sean un dulce bálsamo para las heridas del alma y del cuerpo en este viaje por Cisjordania y Gaza.

6.8.10

buscando la paz desde Gaza a Gibraltar

las niñas palestinas participantes en el programa "Vacaciones por la Paz" de la ONG Paz Ahora interpretan un cuento canción que narra su experiencia y su firme voluntad de seguir adelante es busca de la paz y la libertad sucedió en San Fernando de Henares el 3 de agosto de 2010 No podía yo imaginar el pasado martes mientras charlaba con Julio Rodriguez, preidente de Paz Ahora, que mañana saldría para Palestina acompañando a los 42 niños y 7 monitores del programa Vacaciones por la Paz. Ese mismo día leía en Público el reportaje "El Mediterraneo se muere" que cuenta el macroestudio realizado por científicos de todo el mundo sobre la crítica situación del Mare Nostrum y su biodiversidad. Cambio Climático, sobrepesca, contaminación, especies invasoras, destrucción del habitat... Me sorprendió una dato curioso: mientras en Gibraltar hay 49 especies amenazadas en peligro de extinción, en el otro extremo, en Gaza, solo hay una especie amenazada y en peligro de extinción. Ya, pensé, la especie humana, debido al bloqueo de Isrrael. Fue así como surgió la idea de relacionar la busqueda de la paz en el plano convencional -la Paz en Oriente Medio- con la busqueda de la paz entre la sociedad humana y el planeta. Algo que llevan haciendo desde hace años ecologistas palestinos, jordanos e isrraelies organizados en la ONG Amigos de la Tierra de Oriente Medio. La cuenca del río Jordán que comparten los tres pueblos y de la que dependen para obtener el agua que necesitan para vivir, tiene no pocos problemas medioambientales. Su gestión conjunta, de forma justa y sostenible podría ser un camino verde para la paz en la región limpiando un vertido en las playas de Algeciras Mañana volaremos de Madrid a Aman para entrar el domingo en Cisjordania y tal vez también Gaza. Me gustaría tanto asomarme a este mar tan nuestro desde la otra orilla... la orilla de la desesperación, la falta de recursos de todo tipo, de productos de primera necesidad... quisiera mojar mis pies en las playas de Gaza y sentir que en el futuro, los niños de esta tierra maltratada podrán disfrutar de la vida igul que otros lo hacen en la playa de Bolonia, la vieja Baelo Claudia, mi favorita en la costa gaditana, porque entre otras cosas, desde allí se puede ver el minarte de la mezquita de Tanger.

5.8.10

creando redes verdes

en la foto Barbara Neuroth de los verdes vieneses, Joquín Nieto, quien no necesita presentación entre los ecologistas y el mundo sindical, no en vano puso en pie el area de Medio Ambiente de CCOO y Sonia Ortega, abogada medioambientalista, copotavoz estatal de la Coordinadora Verde y coportavoz de la asamblea de Madrid ciudad He vuelto de la Universidad Verde de Verano en Beire, con las pilas recargadas de hidrógeno verde y estoy que no puedo parar, como el muñequito de duracel. He llenado un cuaderno de garabatos en las 7 plenarias y 21 talleres, tengo nuevas amistades, como Bárbara, candidata a alcaldesa de distrito en la ciudad de Viena. Le conté mi proyecto de federalizar el ayuntamiento de Madrid para que los vecinos pudiéramos elegir la presidencia de las Juntas de Distrito, llevando así la democracia representativa también al ámbito del distrito municipal. No es ninguna tontería, mi distrito tiene más de 200.000 habitantes, ¿por qué razón no deberíamos tener los vecinos derecho a cierta autonomía y recursos para gestionar los problemas de nuestro distrito?
Hemos hablado mucho de economía y de empleo, que es acualmente el eje central de nuestra alternativa a la crisis económica, social, política y ecológica que sufre nuestro pais y Europa. Ha sonado mucho eso del New Green Deal, un nuevo contrato verde para Europa. Tambien se ha hablado de decrecimiento, de crear empleo verde -que es el que mas crece- y hacer más sostenible el empleo no verde.
Se ha hablado de Europe Ecologie en Francia y de políticas municipales en muy diversas areas, ya sean las políticas de igualdad -magnífico el taller que organizaron las ecoféminas con Mercé, vicepresidenta de ICV y presidenta de Dones amb Iniciativa-, el software libre, los derechos de los animales, la agenda 21, la contaminación electromagnética, la movilidad, el urbanismo y la corrupción. Este último taller estuvo a cargo de Jacqui Coterill, de Veins de Parcent. Todavía recuerdo cuando la conocí en el Parlamento Europoeo -en Bruselas y en Madrid- todas aquellas reuniones que llevaron a la creación del COCIDETE -Coordinadora Ciudadana para la Defensa del Territorio- y a la aprobación del INFORME AUKEN sobre el Urbanismo en Españapor el Parlamento Europeo en plenario. Bueno, pues los vecinos de este pequeño pueblo que tanto sufrieron la agresión de los PAIs -agentes urbanizadores- se presentaron a las elecciones, ganaron y están gobernando.
Poco a poco, con grandes dificultade hemos ido creando redes y ahora nos encontramos en el punto de crear un partido en red que sea capaz de entraren el Congreson de los Diputados y en cientos de ayuntamientos así como men los parlamentos autonómicos. Todo un reto que hace tan solo dos meses parecía muy lejano y ahora tenemos al alcance de la mano.
en la foto Iñigo Agirre, concejal en Mutriku por Berdeak y Paco Folguera, portavoz de Los Verdes de Extremadura, que vino acompañado de la Plataforma contra la Refinería de Petroleo en Tierra de Barros Doscienta personas hemos participado en Uni Verde, Jóvenes Verdes y Verdes Senior, mujeres y hobres y unos cuantos niños, futuros verdes, el más pequeño, Valentín, que aún no tiene un año y nos ibamos rifando entre todos poara tener por un momento el futuro en nuestros brazos. Hemos vuelto con las pilas recargadas, muchas nuevas personas se han incorporado a nuestro proyecto y todas speramos con ilusión nuestra próxima asamblea estatal -H6- los días sábado 25 y domingo 26 en Madrid. Pocos días después tendremos la Huelga General. Los compañeros en Madrid están preparando un proyeto que han llamado "HUELGA INDEFENIDA DE CONSUMO". Seguiremos informando. en la foto Loren, de Jóvenes Verdes con un futuro verde, porque EL FUTURO SERÁ VERDE y lo construiremos entre todas. JUNTAS PODEMOS, YES WE CAN

2.8.10

Los poetas están invadiendo Madrid

Los poetas están invadiendo Madrid Trabajan desde el anonimato, por otro Madrid sin realidad. El Establishment de la casa de correos de la Puerta del Sol, aprecia la foto con el pedal y el ciclista, el balón millonario y el equipo campeón. Esperanza Aguirre busca la portada de periódico, el telediario, mediante una galopada de montaña a lo Bahamontés o un gol patriótico a lo Zarra. Lo social en la antigua provincia de Castilla está dirigido a lo mayoritario, a la pauta mediática a una España de parrafada de Sánchez Mazas y PedroJotas. Madrid vive para sí, desde que perdió su imperio en 1898 y cambio al castizo y el clavel, por el punki y la litrona, al movido Tierno Galván por el beato Álvarez del Manzano, el tranvía por el taxi y el bocata de calamar por el menú Burguer King. Madrid se conforma con un manzanares de patos y se dejo quitar las huertas, la pradera de san Isidro, el mantel y la tortilla. Madrid quiso empezar en las costas de Alicante y se quedo en los PAUS de SanChinarro. Y en ese Madrid, soso de Gallardón, lo que no perdió es el poema y el garito. Lástima que el Diario As, no tenga sección de poesía o el País relevara a escritores editorialistas y pusiera ruido de poesía, un sueño que ni los de Gustavo Adolfo Bécquer. Un imposible no interesan Albertis, Blas de Oteros o Celayas, a no ser que sean en nombre de Avenida. Y en Madrid y su entorno de ciudades más que dormitorio que duermen, están incordiando de estrofa una NewAge de trovadores y juglares. Versos de mujer, Tampax, morbo y pubis de Eva Márquez, cómicos de Pepe Ramos, consagrados de Manuel López Azorín, anarquistas desde Marx de Ricardo Bórnez, que gritan de Nares Montero, peculiares de Ángel Rodríguez, republicanos, que lloran, heridos de Marisa Peña, taberneros y de ritmo blues de JR. Crespo, malvividos de Ada Menéndez, sueltos, de nieve de Paz Hernández. Con ganas de José Naveiras, rotos de Mayte Sánchez, simpáticos, tunantes de José Zúñiga, desgarrados, matadores, para morrease de Erika Holtzinger, de Don Juan y galantes de Santiago Tena, exquisitos, de cometas y dibujos de Pepe Viyuela. Y al leerlos, escucharlos, al discutirlos, vuelvo a ver a Durruti por el Clínico, a los afrancesados, a los perdidos del 56 y al Madrid, que no pudo ser en los ochenta. Eduardo Andradas Cultura Indigente

Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...