7.11.10

Imaginando la nueva ciudad...en Amsterdam

Amsterdam ha tenido siempre para mí un poderoso atractivo. Con 300.000 habitantes es probablemente una de las ciudades más cosmopolita y con mayor diversidad que yo conozca. Cuando vine por primera vez hace veinte años me pareció que aquí se respiraba la libertad. Sigue siendo esa ciudad tolerante, amable, de escala humana, mucho más asequible que una gran urbe como Madrid, practicamente inabarcable. Es curioso pensar que a penas tenga unos pocos miles más de habitantes que alguno de los 21 distritos de la ciudad de Madrid. Por primera vez la extrema derecha ha entrado en el Parlamento y en el Gobierno de Holanda, lo que resulta una amenaza para los valores de una ciudad como Amsterdam. Los simpatizantes individuales del Partido Verde Europeo, crearon hace unos años una red paneuropea que se reune anualmente y esta vez el tema del encuentro es "Imagine the new city" Y que mejor ciudad para imaginar la nueva ciudad que Amsterdam, que lleva siendo hace años un referente y un auténtico estímulo para imaginar otro modelo de ciudad. El debate aquí está muy centrado en la diversidad y como asumirla, con sus retos y sus oportunidades. El discurso populista de la extrema derecha apela al miedo, miedo a los otros, a la pérdida de la identidad, con un mensaje muy negativo sobre la diversidad, que es percibida como un problema, particularmente por el sector de la población con menor educación y cultura al que se dirige el populismo racista. Aquí hay zonas donde el procentaje de niños cuya lengua materna no es el holandés, pasa del 40%. Existe de hecho una sociedad mestiza en la que conviven espacios públicos en los que las identidades se mezclan y se comparte un espacio común, pero también los espacios cerrados en los que se tiende a estigmatizar el ser distinto, inmigrante, refugiado, extranjero... Uno de los paneles delencuentro se llamaba "Farming the city". Aquí hay una gran cantidad de proyectos ciudadanos, vecinales, en torno a los huertos urbanos, la producción y distribución de alimentos en la ciudad. Y curiosamente una de las funciones de estas iniciativas es la de actuar socialmente sobre minorías discriminadas o desfavorecidas. Esta pequeña pero creciente producción agrícola urbana se distribuye a através de los canales y en bicicleta. Aquí el sistema de transporte es uno de los más sostenibles del mundo, el paraíso de la bicicleta, el peatón, el tranvía...y los canales. De manera qu se combinan una serie de factores que hacen posible diseñar en la práctica la ciudad del futuro según los nuevos valores de la ecología política. Una ciudad global que gestiona su diversidad aprovechando sus oportunidades. Una ciudad más cercana de las personas, más saludable, más tolerante, más sostenible... Toda una inspiración para imaginar el Madrid de mis sueños.

Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...