29.9.12

Transparencia y Gobierno Abierto para #ReiniciarDemocracia

Entre el #25S y el #29S rodeando el Congreso de los Diputados, ayer 28S tuve la oportunidad de asistir a la Jornada sobre Transparencia organizada por Equo Compromis en el interior de la casa de la Democracia en la Carrera de San Jerónimo. Una casa opaca y sin ventanas desde la que no se sabe si fuera llueve o graniza. Una casa en la que es urgente abrir ls ventanas para que entre aire limpio, como afirmó Joan Baldoví, anfitrión del evento y diputado por Compromis Equo.
Nuestra democracia representativa sigue funcionando como fuera concebida en Virginia o Paris a fines del s.XVIII cuando la gente viajaba en carreta y enviaba a sus delegados para que les representasen los próximos cuatro años. Es necesaria una profunda actualización de la democracia a la realidad del s XXI.
La Transparencia, el derecho a saber, es un elemento clave para lograr una democracia participativa en la que la ciudadanía pueda tambén decidir de forma responsable y contribuir a la formulación de las politicas públicas. Si la información es poder, la transparencia implica repartir el poder.
El Congreso debate una nueva Ley de Transparencia como un mero trámite burocrático con escasa ambición para convertir la información de las instituciones en un valor común, propiedad por derecho de la ciudadanía. Los partidos, entre ellos Compromis Equo, presentaremos enmiendas que previsiblemente serán barridas por el rodillo de la mayoria del Partido Popular.
Pero más allá de esta ley y de su recorrido, la Jornada ha resultado muy instructiva para conocer experiencias cercanas. Guzman Garmendia expuso el desarrollo de la Ley de Transparencia en la Comunidad Foral de Navarra y sus propuesta de Gobierno Abierto y Open Data. Existen otras interesantes experiencias como la de la ciudad de Nueva York o sorprendentemente, Serbia y nauralmente Islandia con su revolución ciudadana y su nueva Constitución. Los islandeses han aprovechado redes sociales como Facebook para desarrlar la participación política. Sin duda las nuevas tecnologías de la información, las TIC juegan un papel importante en la recuperación de Democracia secuestrada por el poder financiero internacional. Así lo entendemos en Equo y queda expresado en uno de nuestros hahtags preferidos: #ReiniciaDemocracia.
La perversión del lenguaje juega un papel fundamental en el actual modelo de dominación. Como dice Mónica Oltra, diputada por Compromis en el Parlament Valenciá: ¿por qué lo llaman crisis cuando es una estafa?
Joan Coscubiela, diputado de ICV manifestó: si pudiera cambiar un sólo artículo de la Constitución, propondría incluir la obligación de que la Constición sea actualizada cada 20 años, porque una generción no debe imponer sus reglas a las siguientes generaciones. Sólo quienes tenemos más de 52 años pudimos votar la Constitución del 78, fruto de un momento histórico y una correlación de fuerzas muy particular tras la muerte del dictador. Como señalo en otro post, aquel consenso de la transición se ha quebrado y es necesario un nuevo pacto social que redefina nuestra democracia para superar  la brecha entre políticos y ciudadanas.
 
CANCION PARA ESE DÍA
He aquí que viene el tiempo de soltar palomas
en mitad de las plazas con estatua.
Van a dar nuestra hora. De un momento
a otro, sonarán campanas.

Mirad los tiernos nudos de los árboles
exhalarse visibles en la luz
recién inaugurada. Cintas leves
de nube en nube cuelgan. Y guirnaldas

sobre el pecho del cielo, palpitando,
son como el aire de la voz. Palabras
van a decirse ya. Oíd. Se escucha
rumor de pasos y batir de alas.
JAIME GIL DE BIEDMA

28.9.12

De como sobrevivir a la Gran Depresión

Las crisis periódicas del capitalismo han dado lugar a todo tipo de guerras incluidas las dos mundiales. Como dice Ramón Fernandez Durán en La Quiebra del Capitalismo Global 2000 2030 la crisis actual augura el declive de la Civilización Industrial en un proceso que será largo y cuyas consecuencias resultarán durísimas en términos sociales y ambientales.
A la crisis sistémica del productivismo y el capitalismo financiero de casino, se añade en España una crisis de las instituciones democráticas, una pérdida de derechos básicos, un aumento de la población que vive bajo el umbral de la pobreza, la desaparición de las clases medias y el empobrecimiento de la clase media alta. A todo ello se añade el discurso hegemónico de la derecha mediática y política que pretende vender como inevitable la pérdida de poder adquisitivo y de derechos sociales y políticos para la inmensa mayoría de la población.
Sometidos a una doble presión colectiva e individualmente, la supervivencia parece haberse convertido en el principal objetivo de nuestras vidas.
Si bien muchos considerábamos el desaforado consumismo de las últimas décadas como incompatible con el desarrollo de una vida plena en una sociedad equilibrada socialmente y en paz con el planeta, la crisis nos ha privado de la droga consumista tanto si nos gustaba como si no. Y lo que es más grave amenaza nuestra supervivencia cotidiana por la pérdida no solamente de poder adquisitivo y derechos, si no en muchos casos también del trabajo, la vivienda o la salud.
Aunque no dispongo de datos estadísiticos, parece evidente que están aumentando alarmantemente enfermedades mentales como la depresión y el estrés.
¿Cómo sobrevivir a está gran depresión, en lo político y colectivo y en lo personal y familiar? Pese a vivir en una época de individualismo extremo propiciado por el ultraliberalismo económico, la crisis nos enseña que dificilmente encontraremos salidas individuales más allá de una problemática supervivencia con un horizonte que apenas alcanza a los próximos meses.
La respuesta social y política a la crisis exige el esfuerzo de la movilización y la construcción de un discurso alternativo, pero no podremos avanzar sin el desarrollo paralelo de redes sociales que pongan en valor la solidaridad, la ayuda mutua, la construcción de mecanismos sociales alternativos que nos  permitan crear y compatir nuevos valores y nuevas formas de trabajo, de consumo, de organización social y política.
En un mundo individualista y hostil, competitivo y depauperado, sólo tenemos la remota posibilidad de vivir con plenitud nuestras vidas comprometiéndonos como individuos en las redes sociales por el cambio.
Obligatoriamente debemos a prender a vivir mejor con menos bienes materiales y a desarrollar nuevos valores culturales.
No es fácil. Resulta inevitable caer en el desánimo, la depresión y hasta la desesperación. Por eso no nos queda otra que tender una mano, tanto para encontrar la energía que nos permita volver a levantarnos como para ofrecer nuestra ayuda a las personas que tenemos a nuestro alrededor para que puedan seguir adelante.
Frente a la Gran Depresión, la única alternativa posible es la construcción colectiva de un mundo más justo y reconciliado con Gaia. Pienso que nuestra contribución al cambio es la única forma de ir más allá de la supervivencia para vivir plenamente nuestras vidas. La economía de lo común frente a la dictadura financiera.

27.9.12

La quiebra del consenso constitucional del 78

Los años transcurridos desde la aprobación de la Constitución del 78 y los cambios sociales y políticos vividos desde entonces, justifican la puesta al día constitucional. Los grandes partidos han estado bloqueando durante años el debate sobre la posible reforma constitucional, hasta la Reforma Expres pactada por PP y PSOE para introducir el dogma del límite del deficit público sin debate ni ciudadano ni parlamentario. Han sido los grandes partidos quienes han hecho evidente la quiebra del consenso constitucional al imponer su reforma sin contar con otros actores políticos. Desde entonces, la crisis de legitimidad de nuestras instituciones, desde la Monarquía hasta la Judicatura, pasando por el Gobierno y el propio Parlamento no hecho más que agudizarse.
 La convocatoria del 25S, con todas las dudas que planteó su convocatoria inicial, ha puesto de manifiesto la ruptura entre un creciente sector de la ciudadanía y el regimen político nacido del consenso constitucional alcanzado durante la transición. El intento del Gobierno y la derecha mediática de criminalizar esta convocatoria, con las imputaciones ante la Audiencia Nacional antes del día 25 y la desproporcionada actuación de la policía el día de la protesta, no ha hecho sino aumentar el apoyo social y político a esta iniciativa aumentando la fractura entre las instituciones y un amplio sector de la ciudadanía.
Por otro lado, la manifestación a favor de la Independencia de Cataluña el 11 de septiembre y la convocatoria de elecciones anticipadas, primero en Galicia y Pais Vasco y ahora también en Cataluña, hace evidente la necesidad de un debate y un nuevo pacto sobre el encaje institucional de las nacionalidades históricas, particularmente la catalana. Vemos como aumentan simultaneamente tanto el independentismo como la involución en un sentido centralista ya sea con la devolución de competencias autonómicas al estado central o con la disolución del estado autonómico.
Desde Equo planteamos ya en nuestro programa electoral para las generales de 2011 la necesidad de un Reforma Constitucional en profundidad, declarándonos a favor de un modelo federal que culmine al estado autonómico y de respuesta a las tensiones territoriales. También nos declaramos a favor de la República como forma de estado y de una Reforma electoral y política que garantice tanto la representación proporcional de las diferentes opciones políticas como la exigencia de transparencia democracia en unos partidos políticos exclerotizados y controlados por unos aparatos en los que la ciudadanía no tiene ninguna posibilidad de influir.
Pero, hablemos de una Reforma Constitucional, o de un Proceso Constituyente, la profunda crisis política e institucional que vivimos, exige la conformación de una nueva  mayoría política y social que la haga posible. Para ello es necesario continuar el actual proceso de movilización social, pero también el fortalecimiento de redes por el cambio que de forma inclusiva y trasversal sumen la voluntad y las propuestas de la sociedad civil y sus muy diversas organizaciones y colectivos.
Lo que parece claro es que el periodo histórico que se abrió con la Transición y la restauración de la Democracia, toca a su fin y hace necesario un nuevo pacto social, que entre otras cosas restituya la soberanía de la política democrática, literalmente secuestrada por el capital financiero internacional y sus imposiciones para acabar con los derechos sociales y políticos que todavía consagra formalmente la Constitución vigente.

6.9.12

UNA ÉTICA PARA EL SIGLO XXI

Este texto es producto de mi participación en la IV Universidad Verde de Verano
En la Grecia clásica, la Democracia Directa estaba limitada a los ciudadanos, excluyendo a las mujeres, los jóvenes, los esclavos, los extranjeros, los comerciantes... En la Democracia Representativa, inicialmente, quedan excluidos, además de mujeres y jóvenes, los trabajadores, los iletrados, los pobres, etc.

El movimiento obrero, que surge con la Revolución Industrial, conquista los derechos políticos para los trabajadores, frente al Clasismo. El sufragismo logra el voto para la mujer, frente al Machismo del Patriarcado, que excluye a más de la mitad de la población. Sucesivamente, se amplian los derechos políticos de los jóvenes, bajando la mayoría, para poder votar a los 21 años, 18 años y hasta 16 años, en algunos casos. El movimiento de los derechos civiles en EEUU logra derechos para la comunidad AfroAmericana y cae, finalmente, el regimen Racista de SudAfrica. También se promulgan derechos de la infancia, aunque no obviamente el derecho al voto.
También es necesario mencionar la lenta ampliación de derechos de las personas migrantes de primera generación, como el voto en determinadas elecciones, si bien los migrantes siguen excluidos de la representación política y los migrantes sin papeles son excluidos de derechos universales básicos.
Desde el concepto de Ciudadanía Universal, Declaración Universal de los Derechos Humanos, defendemos el derecho de residencia, frente al derecho de nacimiento y, por tanto, los derechos políticos para todas las personas residentes en el territorrio, en este caso de la Comunidad de Madrid.
La Ecología Política introduce dos nuevas ampliaciones de la Democracia y de los Derechos. La Sostenibilidad implica también la Democracia Transgeneracional: las generaciones futuras, que aún no han nacido ni tienen voz, tienen derecho a heredar un Planeta habitable y la genereción presente la obligación de preservar Gaia. Como decía la Constitución de la Confederación de Tribus de los indios Iroqueses “cuando tomamos una decisión, debemos considerar las consecuencias que tendrá para las próximas 10 generaciones”.
Por otro lado, de la mano del Ecofeminismo y el Animalismo, aparece la Democracia de quienes no tienen voz y los Derechos de los Animales No Humanos, frente al Especismo y el Antropocentrismo.
El reconocimiento de los Derechos de los Animales, que obviamente no incluye el derecho al voto o  a la Educación Pública, pero sí derechos básicos como el derecho a la vida y a la integridad física, el derecho a una vida saludable, el derecho a la libertad de movimiento y otros, nos lleva a rechazar la explotación de los animales como objetos, como productos de consumo. Rechazamos la propiedad sobre los animales. Los derechos de los individuos animales no humanos deben estar por encima del derecho del propietario humano. Rechazamos el maltrato animal, en todos los ámbitos: en espectáculos públicos como circos y plazas de toros, en “festejos” taurinos, basados en el fomento de la crueldad y la violencia contra el animal, como diversión o tradición. En modalidades de caza, como la caza con galgos, la barbaridad medieval de la caza del jabalí alanceado a caballo - que Castilla la Mancha quiere legalizar y promover -. Rechazamos  el sufrimiento de los animales en las crueles investigaciones que realizan las empresas que producen cosméticos y otros muchos productos, infringiendo un cruel sufrimiento a individuos que sienten.
Apoyamos el Proyecto Gran Simio y, por tanto, los derechos de grandes primates: gorilas, chimpancés, orangutanes, humanos. Igualmente, rechazamos la crueldad y asesinato de cetáceos, la caza y la pesca de especies en peligro 

de extinción o prácticas tan brutales como la amputación de la aleta a los tiburones, las matanzas de focas, de delfines, de ballenas. Respetamos y comprendemos el vegetarianismo y el veganismo y promovemos una alimentación más saludable, en la que debe reducirse el consumo de carne y de pescado. En particular, consideramos una barbaridad el sacrificio de crías para la alimentación (cochinillos, corderos, terneras, etc.) Rechazamos la cría y asesinato de animales, para ser desollados, a fin de usar su piel para vestirnos.


Atención especial merece el papel del respeto a los animales, para una Educación en valores que rechace la violencia y promueva la empatía, la compasión y el respeto. Educar en el respeto a los animales es prevenir en el futuro actitudes violentas hacia otros seres humanos, ya sean mujeres, homosexuales, migrantes, etc. Una vez desarrollada la empatía hacia los animales no humanos, esta incluye necesariamente a los animales humanos por muy diferentes a nosotros mismos que los sintamos.

En nuestras comunidades y en nuestras ciudades, viven también cientos de miles de individuos que forman parte de nuestras familias, particularmente perros y gatos.  Miles de familiares no humanos son abandonados todos los años. Nuestros niños de cuatro patas son seres totalmente dependientes. Rechazamos la venta y el abandono de animales domésticos, y promovemos la adopción. Los niños no se compran, se adoptan de forma regulada; también los niños de cuatro patas deben ser adoptados y, en ningún caso deben ser considerados como producto de consumo, mercancía, objeto de usar y tirar. Tenemos una responsabilidad hacia nuestros familiares no humanos, el maltrato y el abandono deben ser perseguidos y castigados. Es necesario un endurecimiento del Código Penal en el delito de maltrato animal. También son necesarias políticas municipales, para la lucha contra el maltrato y el abandono, con el objetivo de promover la adopción y alcanzar el objetivo de sacrificio cero.

Educar desde la infancia en el respeto a los animales, desarrollando la Empatía hacia aquellos que son más cercanos al niño, es un antidoto contra el desarrollo en la adolescencia y la juventud de actitudes violentas contra seres humanos, ya sean mujeres, migrantes, homosexuales o simplemente diferentes. La violencia contra los animales es inseparable de la violencia: contar las mujeres, contra los niños, contra el diferente. El amor y respeto a nuestros hermanos animales no humanos, incluye, obviamente, el amor y respeto, también hacia los animales humanos diferentes de nosotros. Existe una relación entre Machismo, Racismo, Clasismo y Especismo. La especie humana no es superior a otras especies animales. Somos animales. Nuestra realidad como individuos y como especie tiene una base animal que con frecuencia hemos olvidado. Respetando a los animales no humanos, nos respetamos también a nosotros mismos.


Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...