14.2.15

HEPATITIS C Y VIH malas noticias

Escribí este post tras acudir a la consulta regular en el Hospital. Al día siguiente murió mi marido repentinamente por un infarto y tras treinta y seis años de convivencia. He decidio publicar estas notas tal como estaban para informar sobre un importante factor de riesgo para el contagio del virus de la Hepatitis C: el uso compartido de inhaladores de Popper

Empiezo por las buenas noticias:
Mi carga viral de VIH es actualmente 0/0 Es una buena noticia tras haber estado más de una década con cargas descontroladas de cientos de miles.
Estamos en el año del cambio en el que desalojaremos a la mafia de las instituciones y recuperaremos derechos fundamentales como el derecho a la salud y la Sanidad Universal, gravemente dañados en los últimos años.


Ahora vienen las malas noticias.
En Madrid cerca de 2000 pacientes con Hepatitis C en fase avanzada (F4) necesitan urgentemente al tratamiento con Sovaldi. Los facultativos solicitan el tratamiento por uso compasivo, pero pasan los meses y los tratamientos no llegan. De esos esos pacientes en estado crítico tan sólo se ha aprobado el tratamiento para 500 a dia de hoy, el proceso es muy lento.
“Ha sido un año durísimo 2014, he visto morir a varios pacientes para los que había solicitado el tratamiento advirtiendo del riesgo que corrían si no eran tratados de inmediato” me ha dicho ha dicho la doctora.
Existe una relación entre Hepatitis C y VIH. Es habitual que los pacientes portadores de VIH por compartir jeringuillas lo sean también del virus de la Hepatits C. La Hepatitis C, como el VIH se trasmiten por contacto sanguíneo, con el agravante de que el índice de contagios de Hepatitis C por esta vía es alarmantemente más alto que el del VIH.
Los portadores del VIH recibimos desde hace años los tratamientos disponibles. Todos no, claro. La población que ha perdido el acceso a la Sanidad y su tarjeta sanitaria tras la aprobación del decreto de 2012 que acabó con la Sanidad Universal, como es el caso de las personas inmigrantes, pero también de las personas con nacionalidad española que no hayan cotizado a la Seguridad Social, hayan cumplido 25 años y no tengan cónyuge con derecho a la prestación. No es posible controlar una pandemia como el VIH y otras enfermedades contagiosas si un sector importante de la población no tiene acceso a la Sanidad Pública.
La situación de los afectados por la Hepatitis C es mucho más dramática, urgente y desesperante. Como denuncia la Plataforma de Afectados cada día mueren personas a las que se les está negando el tratamiento. Obviamente el Gobierno tiene que negociar con GILEAD, el propietario de la patente del Solvaldi para obtener precios más razonables y menos abusivos. Es incomprensible que no haya una estrategia europea en este sentido y que sea la UE la que negocie y presione a GILEAD. Pero mientras tanto el Gobierno debe autorizar los tratamientos en uso compasivo que los facultativos están solicitando para los pacientes más críticos y que están falleciendo tras meses de espera.
Se ha descubierto que una de las vías de contagio del virus de la Hepatits C es el uso compartido del vasodilatador “Popper”, muy popular en el ambiente gay. La inhalación del Popper es muy abrasiva y produce hemorragias en las fosas nasales, lo que ocasiona el contagio de la Hepatitis C al compartir el inhalador contaminado. También el consumo de cocaína puede ser un factor de riesgo si se comparte un mismo instrumento para esnifarla que resulte estar contaminado.
Un 30% de las personas infectadas por VIH no están diagnosticadas lo que hace difícil evitar nuevos contagios y controlar la pandemia. Pero también hay muchos portadores del virus de la Hepatitis C no diagnosticados. El uso compartido de inhaladores de Popper está propagando la infección.
Es urgente que las organizaciones y colectivos LGTB que trabajan en la prevención del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual informen de esta situación y que las saunas y bares de ambiente colaboren advirtiendo del peligro de compartir el Popper.

10.2.15

Podemos Ganar Madrid... y gobernar la Comunidad y el Ayuntamiento

Podemos ha ratificado el acuerdo con Ganemos Madrid por abrumadora mayoría.


Esta semana el acuerdo será previsiblemente ratificado por la afiliación de EQUO Madrid y el conjunto de Ganemos Madrid lo hará -también previsiblemente- en el plenario del sábado 14.
El día de los AMORdazados como ha sido bautizado por la Plataforma No Somos Delito, que se manifestará para exigir la retirada de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, la reforma del Código Penal y las tasas judiciales que acaban con la Justicia Universal.

Hay por lo tanto una candidatura al Ayuntamiento de Madrid en la que se ha ido fraguando una amplia alianza de colectivos y movimientos sociales y en la que participan las gentes de Podemos pero también partidos como EQUO, Por un mundo más justo, Piratas... y un amplio sector de IU, o tal vez toda IU. Una candidatura que aspira a ganar el Ayuntamiento y que podría ser la sorpresa en las próximas elecciones municipales. Si bien a día de hoy, sin haber hecho público siquiera el nombre con el que concurriremos a las urnas -un partido político instrumental- las encuestas no se hacen eco todavía del tirón del invento, en pocas semanas, los Ganemos de barrios y distritos, los círculos de Podemos y el activismo de todas las personas y organizaciones que participamos situarán a la candidatura municipalista madrileña entre las favoritas en la contienda electoral.

La posibilidad de gobernar Madrid desde la nueva política, la transparencia y la participación está al alcance de la mano y supondrá un reto dificil y apasionante. En apenas tres meses la candidatura municipalista tiene la dificil tarea de darse a conocer en los barrrios y en la calle y obtener el apoyo de la mayoría social que quiere recuperar y democratizar esta ciudad. El resultado de las urnas condicionará los posibles pactos postelectorales. El Partido Popular a día de hoy tiene claramente perdida  la mayoría, pero todo lo demás está por ver. El reto municipalista está en superar a los socialistas y liderar el cambio en el Ayuntamiento.

Pero si ganar el Ayuntamiento de Madrid es importante, más aún es hacerlo en la Comunidad de Madrid por los recursos y competencias que tiene en materias tan importantes como Educación, Sanidad, Servicios Sociales, fiscalidad, gestión del territorio, etc. Las encuestas apuntan hacía un claro sorpaso de Podemos respecto a los socialistas en el ámbito autonómico. Si bien Podemos aprobó en su Asamblea Ciudadana que se presentaría a las Elecciones Autonómicas con su propia marca, la confluencia con otros actores, como ya ocurre en el Ayuntamiento de Madrid es posible y necesaria. Primero porque las encuestas dan mejor resultado a Podemos en la Comunidad que en el Ayuntamiento, lo que hace más que probable que tenga la responsabilidad de gobernar en la Puerta del Sol. Ampliar el peso electoral e institucional incorporando a otros actores sociales y políticos, más allá del propio Podemos será fundamental para facilitar la gobernabilidad desde la nueva política. En Andalucía Podemos está siendo capaz de incorporar en su candidatura a otros actores, como es el caso de EQUO. Tampoco es descartable la confluencia en otras autonomías como Extremadura Por otro lado sería dificil de entender que quienes nos presentamos unidos en una misma candidatura al Ayuntamiento de Madrid, lo hiciéramos por separado en las elecciones autonómicas. En los nuevos tiempos que se avecinan, el papel de los movimientos sociales, de las Plataformas, mareas, colectivos y organizaciones que trabajan día a día elaborando propuestas en ámbitos tan diversos como la Educación, la Sanidad, la Dependencia y los servicios sociales, la Vivienda, el Agua, el Transporte y la movilidad sostenible, el Urbanismo, la Energía, la Deuda, el consumo y la soberanía alimentaria, la defensa de los espacios naturales, etc. es imprescindible tanto para ganar las elecciones como para poner en pie nuevas formas de gobierno y garantizar la rendición de cuentas, la transparencia, el compromiso ético y la participación. El reto es enorme y apasionante. El cambio es responsabilidad de todas. La inclusividad, la cooperación y la generosidad deben guiar el camino de la confluencia en la revolución democrática que estamos viviendo.

3.2.15

Podremos confluir si Podemos lo perrmite

Anoche tuve que conformarme con seguir por streaming el debate en la Sala del Mirador "Crisis de Regimen y Unidad Popular" por haberse superado amliamente el aforo. La cita pese a haberse lanzado en apenas cuatro días por Juan Diego Botto y Olga Rodriguez, había despertado gran expectación e interés.
La mesa inicial propuesta, con cuatro mujeres -Justa Montero del movimiento Feminista, Yayo Herrero de Ecologistas en Acción, Inés Sabanés coportavoz de EQUO Madrid y Tania Sanchez Melero, candidata autonómica de IU- y un sólo hombre -Luis Alegre de Podemos- era ya una declaración de intenciones en cuanto al protagonismo de las mujeres, que no se vio alterada por la incorporación del socialista Enrique del Olmo.
Sentí mucho no estar físicamente en la sala por los lazos de amistad, cariño y complicidad política que me unen a las participantes. Lazos que en el caso de Justa Montero se remontan a 40 años atrás, en los albores del movimiento feminista y el nacimiento de los primeros grupos LGTB, cuando ambos militábamos en la LCR. Algunos menos en el caso de Enrique del Olmo, compañero y sin embargo amigo en la asociación No Nos Resignamos o Inés Sabanés con quien coincidí en la Plataforma M30 No más coches años antes de que compartieramos la coportavocía de EQUO Madrid. A Yayo y a Tania las conozco hace menos tiempo pero siento hacia ellas admiración y cariño. En cuanto a Luis, a quien conocí en la última edición del Orgullo LGTB, como representante de Podemos, me interesaba mucho escuchar su receptividad ante dos elementos indispensables -desde mi punto de vista- en una propuesta de cambio no sólo de régimen sino civilizatorio: Feminismo y Ecologismo.

El reciente acuerdo entre Ganemos Madrid y Podemos Madrid para concurrir juntas en las municipales al Ayuntamiento de Madrid ha demostrado que la confluencia es posible y fructífera. Ganemos Madrid ha sido capaz de construir de forma colectiva, integrando a personas y colectivos diversos, en un proceso más complejo y dificil -también más enriquecedor- de lo que han sido las coaliciones de partidos en el pasado. Es dificil entender que confluyamos en las elecciones municipales y vayamos separados en las autonómicas. Creo que el éxito de la marca Podemos no es suficiente para obligarnos a competir electoralmente en las autonómicas a quienes ya estamos confluyendo para ganar el Ayuntamiento de Madrid.
De todos modos, más allá de como evolucionen las alianzas y candidaturas y sin dar por perdida la confluencia autónomica que sume a Podemos otras identidades y "marcas" políticas para ganar también la Comunidad de Madrid, lo que sentí ayer fue la complicidad y el cariño con muchas personas que hemos compartido causas comunes durante años. La reciente pérdida de Ladis y el emotivo homenaje del sábado, tras la Marcha por el Cambio contribuían a un estado emocional muy a flor de piel.
Frente al ordenador retwiteaba indistintamente a Maria Pastor o Miguel Urban, a Miguel Angel Vazquez o a Hugo Martinez Abarca, a IU o a EQUO, hablaba de Inés o de Justa o de Yayo o de Tania, en una especie de saludable promiscuidad política, en la que los objetivos comunes estaban por encima de los matices o de las "marcas". Hace ya muchos años que Petra Kelly reivindicaba la ternura en la acción política y aunque parezca que lo olvidamos cada día en nuestras legítimas discrepancias, es un maravilloso pegamento que facilita el entendimiento. Ladis lo sabía y lo practicaba.
Podemos es una formidable herramienta para el cambio. Como dijo Yayo, no podemos sino reconocer el éxito que han tenido al conectar con la indignación pero también la esperanza de millones de personas. Pero junto a la crisis de régimen, a la crisis institucional, hay también una crisis ecológica, una civilización nacida de la revolución industrial y la energía barata y abundante que se agota. Y es urgente responder a la crisis ecológica porque si lo dejamos para después ya será demasiado tarde. Esta es una de las grandes debilidades de Podemos desde mi punto de vista. La situación de emergencia social en la que nos encontramos es inseparable de la emergencia ecológica. No volveremos al crecimiento y si lo hacemos sólo acelerará el colapso ecológico. No es posible crear empleo digno ni luchar contra las desigualdades y la exclusión social sin abordar la transición ecológica de la economía.
La revolución será feminista o no será, decía una pancarta en la acampada de Sol. El debate de anoche apostaba claramente por el protagonismo de las mujeres yendo mucho más allá de la paridad que empieza a formar parte de lo "políticamente correcto". Del mismo modo, el futuro será verde o no habrá futuro. Gobernar la ciudad de Madrid es una oportunidad para poner en práctica la nueva política, desde la participación, la transparencia, la ética y la sostenibilidad. El camino andado por Ganemos Madrid en estos meses, recogiendo las aportaciones de plataformas y colectivos, desarrollando metodologías participativas anticipa un modelo de ciudad más democrático, ecológico, solidario y saludable. Pese a las escasas competencias municipales y al endeudamiento que dejan los delirios faraónicos de Gallardón y Botella, es mucho lo que podremos hacer para empezar a cambiar la gestión del territorio y el espacio público, la movilidad, los residuos, la alimentación y el consumo en una necesaria transición ecológica que sólo tendrá éxito con la implicación y participación de la ciudadanía. Remunicipalización de servicios, sí, claro, pero con participación y transparencia.

Cuando Podemos habla despectivamente de sopas de siglas para referirse al pluralismo político, elemento consustancial de la Democracia, creo que le hace un flaco favor a las ansias de cambio de la mayoría social que pretende representar en solitario.
La confluencia, la cooperación, la unidad popular o como queramos llamarla es posible y necesaria en todos los ámbitos: municipal, autonómico, estatal, europeo... Podemos ha abierto una grieta, ha puesto en pie una formidable palanca para el cambio. Abrir un proceso constituyente y más aún, iniciar la transcición a la civilización posindustrial, creo que exige la cooperación, la deliberación y la construcción colectiva mucho más allá de la marca de éxito.

Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...