29.5.16

Gracias por un año de cambio, ahora más Madrid


Cuando Ahora Madrid nació en marzo de 2015 no soñábamos que ibamos a gobernar esta ciudad a los trres meses. Todo sucedió en poco tiempo con una explosión de creatividad, participación e ilusión compartida que cristalizó en torno a la figura de Manuela. Fue un sueño colectivo hecho realidad.
En la bicicletada de fin de campaña le dije a Manuela, preparate porque vas a ser alcaldesa porque era un sentimiento que compartíamos decenas de miles de personas.
Ha pasado un año y mi sentimiento es de agradecimiento a la vida por haberme permitido participar en el reto de hacer de Madrid una ciudad más verde, más saludable y eficiente, más amable para las personas que caminan por nuestras calles, una ciudad abierta, amiga de los animales, que recupera el espacio público como Ágora de la Polis.
Pasea Madrid, todos los domingos en el Paseo del Prado es una realidad desde septiembre, el próximo 5 de junio celebraremos el Día Mundial del Medioambiente en Pasea Madrid y el V Aniversario del nacimiento de EQUO en el Olivar de Castillejos en 2011.

Compartir la responsabilidad del gobierno en el area de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid es el mayor regalo que me ha dado la vida en mucho tiempo. Un regalo y un reto.
Desde luego el cambio no es fácil. Tenemos un rígido corsé tejido durante 26 años que han dejado todos los servicios de la ciudad en manos de las grandes empresas inmobiliarias. Los contratos integrales y blindados, la intervención del estado en la administración municipal limitando su autonomía, la complejidad de los procedimientos administrativos, resulta bastante frustrante para quien viene de la calle. El Ayuntamiento de Madrid es como un trasatlántico y sus movimientos son lentos. Somos una especie de ciudad estado con un déficit de estructura democrática y una administración centralizada en las áreas de gobierno equivalentes a ministerios. Pero no somos una ciudad estado, muy al contrario nuestra capacidad de actuación está muy limitada por la administración central y depende de la autonómica en una relación compleja y conflictiva desde hace años pese a que ambas estuvieron en manos del PP.
Estamos gobernando, en minoría, con 19 concejales para siete áreas y 21 distritos, más Manuela y habiendo reducido notablemente en número de asesores. Con una candidatura ciudadana que carece de una estructura política definida como tienen los partidos clásicos o emergentes.
Pero también las puertas y ventanas del Ayuntamiento se han abierto, se ha renovado el aire y se han iniciado cambios que hacen hoy de Madrid una ciudad un poco más amable en la que los sueños colectivos tienen más posibilidades de realizarse.
La red de Huertos Urbanos, los presupuestos participativos, la plataforma madrid decide, la Mesa del Arbol, Pasea Madrid, los nuevos itinerarios ciclistas, la nueva visión de un urbanismo sostenible, el Pacto de Milán por un sistemna agroalimentario sostenible, el proyecto piloto de Agrocompostaje... son grandes y pequeñas realidades que crecen desde una nueva visión de la ciudad. Una ciudad que se cuida a si misma y cuida a sus cuidadores. Una ciudad orgullosa del espacio público recuperado, para caminar, para encontrarnos, para la vida social. Madrid es una ciudad callejera, ama la calle. Haber retirado los pinchos de las fuentes en Sol es todo un símbolo de la recuperación de las calles y las plazas como espacio estancial en el que transcurre la vida social.
Esta semana tuve la oportunidad de conocer personalmente a Jane Goodall y participar en su encuentro con Manuela e Inés. Jane Goodall viaja 300 días al año trabajando con su iniciativa "Raices y Brotes" que fomenta la educación ambiental de los jóvenes en todo el mundo.



 Los grandes cambios del siglo XXI los protagonizan las mujeres, también en Madrid.
La visita de Jane Goodhall cooncide con la celebración de Capital Animal
Un multievento de activismo cultural en defensa de los animales. El mensaje ético de respeto al medio ambiente y a los animales crece y cala cada vez más. Ahora Madrid ha cumplido su compromiso y el Ayuntamiento ya no subvenciona ni promociona de modo alguno la tauromaquia.
Estamos trabajando en una nueva ordenanza de Bienestar Animal y una estrategia de la biodiversidad en las zonas verdes. Pronto verá la luz el Plan para la naturalización del caude del Manzanares. El nuevo Plan de Prevención de Residuos fomentará el comppostaje comunitario, el agrocompostaje, la reutilización y reparación.

Podemos estar orgullosos de la ciudad y de este primer año de cambio. Madrid es ahora más verde.

No hay comentarios:

Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...