30.3.17

Amo el carril bici

Hace unos 52 años que monto en bici y más de 15 que lo hago a diario como medio de transporte en Madrid. Participé en 2004 en la primera ciclonudista y en las primeras bicicríticas cuando a penas eramos 20 o 30. Soy socio de Pedalibre y es muy probable que actualmente trabaje como asesor en el Ayuntamiento de Madrid entre otras cosas por mi activismo a favor de la bici.
Estoy acostumbrado a culebrear entre los coches, feliz sobre las dos ruedas que son como una extensión de mis piernas y me permiten moverme por la ciudad de forma rápida, barata y solidaria. Y no voy a negar que me siento orgulloso de las políticas de movilidad que está impulsando el Ayuntamiento gobernado por Ahora Madrid. Los cambios no son fáciles y sin duda resultan más lentos de lo que quisieramos, pero sabemos que defendemos la salud de toda la población y seguimos el rumbo de decenas de ciudades que han apostado por la modernidad y la recuperación del espacio público para las personas. Enfrente el Partido Popular no defiende ya el discurso de Gallardón, un discurso propio del s XX basado en el uso prioritario del vehículo motorizado privado, con petroleo barato, grandes infraestructuras viarias y urbanismo disperso. No, Esperanza Aguirre ha retrocedido hasta el S XIX, como si la ciudad no hubiera evolucionado desde que se abriera la Garn Vía. Ciudadanos con su errático discurso contribuye a animar comisiones de medio ambienmte y plenos provocando la hilaridad del personal con sus ocurrencias.
Hasta aquí todo bastante previsible. Pero resulta que un pequeño grupo de ciclistas hiperactivo en las redes sociales ha venido a aliarse con los enemigos de la bici, para hacernos creer que los carriles bici son peligrosos para el ciclista y sólo benefician a los coches.
Así que voy a dejerlo bien claro. Ni la bicicleta ni los carriles bici son peligrosos,.lo peligroso es la contaminación que mata prematuramente a más 2000 personas cada año en Madrid. Lo peligroso son los conductores que circulan por encima de los 50 km/h máximos permitidos en la ciudad o que creen que la limitación a 30km/h de los ciclocarriles compartidos no va con ellos.
La Federación Europea de Ciclistas, que agrupa a las principales asociaciones ciclistas de todo el continente considera que la constrrucción de infraestructuras ciclistas segregadas es la mejor forma de potenciar el uso de la bicicleta como medio de transporte. Gracias a su trabajpo han conseguido que la Comisión Europea abra una linea de financiación para que las ciudades puedan hacer infraestructuras ciclistas, es decir carriles bici. Ciudades como Amsterdam o Copènhague tienen carriles bici. El uso de la bici aumentó exponencialmente en Sevilla o Valencia con la construcción de carriles bici. Nueva York apuesta por carriles bici para mejorar la seguridad de ciclistas y peatones. En Madrid la petición de carriles bici es una de las propuestas más frecuentes en los presupuestos participativos.
Por supuesto no son necesarios carriles bici en todas las calles. Los ciclo carriles 30 han cumplido un papel importante al visibilizar y legitimar la bicicleta en la calzada, las calles tranquilas no necesitan carril bici. El carril bici es sólo una solución más para garantizar itinerarios ciclistas lo suficientemente seguros como para estimular el uso de la bici por personas que actualmente no la usan. También es una forma de sacar a las bicis de las aceras.
A esos biciguerreros de la calzada que reniegan del carril bici les reto a que vayan cualquier día laborable entre las 8 y las 9 de la mañana desde Plaza de Castilla hasta el Hospital La Paz. Verán lo divertido que es circular entre los coches. Yo lo hago al menos una vez al mes y puedo asegurar que es un infierno. No me desanima a seguir yendo en bici por los eferctos positivos que tiene sobre mi salud, pero la verdad, entiendo que desanime a mucha gente. Y lo mismo se puede decir del ciclocarril 30 en Paseo de Recoletos cualquier tarde, por no hablar de calles como Jose Abascal. No me dan miedo los coches pero desde luego circularía mucho más a gusto por un carril bici en ciertas vias. Un carril bici en calzada naturalmente. Las aceras bici fueon un error en su día y deberían ser desmanteladas.
Supongo que a quienes reniegan del carril bici no se les ocurrirá jamás circular por carriles bici segregados como los de la Dehesa de la Villa o la Ciudad Universitaria. Mucho más emocionante  es circular en bici por Sinesio Delgado o por la A6 respirando el humo de los coches. que hacerlo rodeado de árboles.
Seamos serios, si me dan a elegir elijo el carril bici, salvo que por mi itinerario el carril bici no me resulte útil. Claro que las bicis tienen que convivir en la calzada con los demás usuarios, que es necesrio reducir el uso del coche, que es necesario que los conductores respeten los límites de velocidad, que los coches respeten a los ciclistas y los ciclistas respeten a los peatones. Pero esta barbaridad de decir que los carriles bici son peligrosos y que los ciclistas deberáimos rechazarlos es un despropósito. Un despropósito al que se afreran populares y ciudadanos como a un clavo ardiendo para defender el supuesto derecho que tiene el 20% de la población que va en coche a ocupar el 80% del espacio en el viariuo.
Así que harto ya de polémicas estériles lo proclamo a los cuatro vierntos: yo amo el carril bici. Y que me insulten lo que les de la gana en las redes. Llevo muchas décadas defendiendo los valores en los que creo y soy duro de pelar, ya corría delante de los grises gritando aministía y libertad cuando todavía dictaba un general bajito y criminal de voz aflautada. Hace 39 años que firmé como convocante la primera manifestación del Orgullo cuando todavía existía la Ley de Peligrosidad Social. Dentro de pocas semanas usaré el carril bici de Santa Engracia a diario y en ambos sentidos y tendré muy claro que su construcción ha sido un avance para la movilidad ciclista y para la calidad del aire en esta ciudad.
Ya sabemos que hay obreros de derechas o mujeres machistas , ahora hay ciclistas anti carril bici. Legítimo desde luego, pero incomprensible, irracional y absurdo.
¿Carril bici? sí, siempre que sea posible, necesario o conveniuente. A no, perdón que lo que hay en la calle de Alcalá y calle Mayor no es un carril bici según algunos calzadistas sino una "reserva de espacio en la calzada para las bicis". Bueno llamadlo como querais, a mi me parece más sencillo llamarlo carril bici que "reserva de espacio en la calzada para las bicis". Lo importante es que cada día decenas de miles de personas se animen a usar la bici en Madrid para sus desplazamientos diarios.Lo agradecerá su salud y su bolsillo pero tambien la salud de toda la población.

Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...